Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botellines míticos

El cantante de Porretas recorre, hablando en plural, los locales y bares que han marcado la historia del grupo y su propia singladura personal

Juan Carlos Díaz, 'Pajarillo', en un rincón de Hortaleza, el barrio donde nació. Ampliar foto
Juan Carlos Díaz, 'Pajarillo', en un rincón de Hortaleza, el barrio donde nació.

1. Bodega Cobela, “la bodega”. Es el sitio de reunión de la banda. Aquí vinimos a buscar a nuestro guitarrista, José Cobela. Por eso le llamamos El Bode, de bodeguero. Después terminamos yendo casi a diario durante 15 años, jugando al futbolín y esas cosas. Es nuestra sede, nuestra casa. Donde se ha gestado casi todo (Trefacio, 19).

2. La UVA de Hortaleza. Es mi barrio. Donde nací. Aún recuerdo las tiendas clásicas, la ropa colgada, los callejones... Empezó con una estructura muy carcelaria, pero luego se llenó de flores y plantas en las terrazas. Viven mis padres y voy al menos una vez a la semana a verlos. Rober (el antiguo cantante, que murió hace dos años y medio) vivía detrás de mí, en el bloque paralelo. Y abajo, en los soportales, es donde empezamos a tocar imitando a nuestros ídolos: Judas Priest, los Ramones…

3. Parque de Juan Carlos I. Siempre iba a sacar el perro de una amiga. Es muy amplio y es el que me pilla más cerca (glorieta de S. A. R. don Juan de Borbón y Battemberg, 5).

4. Breaking Bar. Antes era El Quinto Pino, que es como todavía se le conoce. Le dedicamos una canción. Llevamos a todos los trabajadores de allí para que la grabaran con nosotros en el disco de 20 años y tirando. Voy habitualmente con Juancar, de Boikot. Hemos pasado muchas tardes agradables de charla y hemos hecho muchas presentaciones y posconciertos que acaban a las tantas (Chiquinquirá, 60).

5. El Rastro. ¿Cómo no se va a nombrar el Rastro de Cascorro? Hemos ido muchos domingos de resaca. Salíamos y acabábamos allí de empalmada o dormíamos un rato y quedábamos para el aperitivo con otros grupos como Andanada 7 o 37 Ostias. Hace tiempo que no me paso, porque ahora prácticamente no me muevo ni al bar de enfrente.

Cervezas y nuevo disco

Acepta resignado una San Miguel, pero Juan Carlos Díaz pide siempre Mahou, insignia de sus discos. Líder de Porretas desde que falleció Rober, el cantante original, se lanza de nuevo a los escenarios tras presentar nuevo disco, La vamos a liar.

6. El barrio de los Austrias. La calle Mayor y toda esa zona. Como mi piba es actriz y hace cosas por allí, últimamente me paso mucho tiempo dando vueltas por la zona. Me encantan las calles y los edificios.

7. Sala Canciller. Es de donde salimos. Mariano García, un periodista que hacía un programa en Disco-Cross y aparecía en otros medios, publicó sobre nosotros. Nos descubrió. Era socio de la discoteca y responsable de su programación, así que empezamos a tocar mucho en la sala, que estaba por El Carmen. Recuerdo especialmente un bolo que hicimos en los noventa con Obús.

8. Vallecas. El Hebe, el Jimmy Jazz, el Excalibur… Bares míticos donde los haya y en los que ponen los mejores tercios. Hemos tocado muchas veces, pero pocas de forma oficial. Allí coincidimos con los de SKA-P, que son colegas. Aunque últimamente no tocamos tanto juntos. A Rober era al que más le molaba ir por allí.

9. Lavapiés. Hemos frecuentado mucho la zona. Azucena Dorado, del grupo Santa, tenía un garito que se llamaba El Infierno. No puedo contar mucho más porque siempre lo veía de noche (Lavapiés, 9).

10. La Casa de Campo. Sobre todo las fiestas del PCE (Partido Comunista de España). Grandes parrandas. Íbamos de caseta en caseta bebiendo: la de Andalucía, Extremadura… Me acuerdo mucho de cuando hicimos la gira de Ni un paso atrás con Reincidentes y Boikot. Fue uno de los últimos bolos de Rober y a mí me acababan de operar de la pierna. Me pusieron una silla y toqué sentado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram