Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla gastará 180.000 euros para decorar una rotonda

El Ayuntamiento licita una obra para colocar un helicóptero regalado por un batallón del Ejército de Tierra

Recreación virtual del helicóptero. Ampliar foto
Recreación virtual del helicóptero.

La idea es decorar una rotonda con un helicóptero que sobrevuele un cruce de caminos en la Avenida de Jerez de Sevilla. Para ello, la Gerencia de Urbanismo de Sevilla está licitando una obra que costará 181.389 euros. El objetivo es instalar una aeronave donada por el Batallón de helicópteros de maniobra IV de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra y ponerle a la glorieta el nombre de la unidad militar.

Según se lee en el documento de licitación del proyecto, "esta actuación es como consecuencia de haberse propuesto al Ayuntamiento de Sevilla la idea de otorgar el nombre del Batallón de Helicópteros de Maniobra nº IV (BHELMA IV) a una glorieta de la ciudad, y para lo cual se ha donado un helicóptero para que se ubique en la misma".

Para ejecutar la obra se plantea la colocación en los extremos de dos soportes independientes consistentes en láminas metálicas en voladizo. "Con esta propuesta se propone desvincular el helicóptero del concepto de objeto estático y fuera de uso a vincularlo a su momento de acción de vuelo, que e verá potenciado con la movilidad de su observación que en su gran mayoría será desde los vehículos que cruzan la glorieta", se lee en el documento.

En el resumen económico del presupuesto se detalla que la estructura, iluminación y los acabados supondrían el mayor coste, con 88.470 euros para su ejecución. Según indican los estudios previos, se propone desmontar la torre de iluminación existente e instalar dos torres nuevas de 16 metros cada una con tres proyectores de 400 vatios.

El portavoz adjunto del principal partido de la oposición en Sevilla, Antonio Muñoz (PSOE), ha reclamado este miércoles la "paralización inmediata" del proyecto, que considera innecesario e injustificado. "Es un gasto superfluo y un error en fondo y forma. Por un lado, consideramos que el Ayuntamiento debería tener otras prioridades como un plan de empleo o soluciones para la vivienda. Y por otro, es criticable el procedimiento de negociado que se ha utilizado para adjudicar el proyecto, que ha sido sin publicidad, lo que se traduce en falta de transparencia", añade Muñoz.