Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un perito afirma que la trama de Cooperación copió informes de Internet

El testigo justifica el dinero cobrado por la red: “Los honorarios son libres”

El empresario Augusto César Tauroni, presunto cabecilla de la trama del fraude en las ayudas al desarrollo de la Generalitat, cobró 455.000 euros en 2008 por asesorar con informes a la Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Fundación Cyes), una organización que destinó una subvención de 1,6 millones para Nicaragua a la adquisición de pisos en Valencia.

El abogado de Tauroni ha defendido este martes durante el juicio del caso Cooperación a través de un perito que el asesoramiento del acusado a la Fundación Cyes fue un trabajo real y no una ficción más de la red para desviar las ayudas concedidas por la extinta Consejería de Solidaridad durante la etapa de Rafael Blasco (2008-2010). Pero el perito, que ha declarado como testigo en el Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJ), ha sembrado más dudas que respuestas.

El técnico ha reconocido que parte del contenido de los informes de Arcmed, firma de Tauroni, procedían de “trozos sacados de algunos sitios [de Internet]”. No obstante, ha admitido que no cotejó las páginas que nutrieron la supuesta copia porque no “supo” entrar en ellas.

Sin embargo, el profesional ha defendido la retribución cobrada por Tauroni a la Fundación Cyes (455.000 euros). “Los honorarios son libres”; “son pactados”, y “se hicieron de común acuerdo”, ha indicado titubeante a lo largo de su intervención. Este arquitecto de formación ha dicho que para preparar el estudio que le encargó la defensa de Tauroni no se desplazó a Nicaragua. Ni vio fotos del proyecto. Tampoco conoció cuántos profesionales confeccionaron el informe de Tauroni. Ni las tarifas de mercado de este tipo de asesoramientos. Ni el tiempo que empleó la firma del imputado en realizar sus documentos. “No lo sé. No es objeto de mi pericia”, ha remarcado varias veces el testigo que, para avalar las elevadas cifras que se abonan por los informes, ha llegado a citar al arquitecto valenciano Santiago Calatrava.

El fiscal sospecha que el dinero percibido por Arcmed (455.000 euros) fue en realidad una comisión del 25% a Tauroni pagada por la Fundación Cyes por captarle la ayuda de Nicaragua de la consejería de Blasco.