Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez mantiene la imputación por supuestas agresiones policiales en un CIE

El juzgado investiga las denuncias de un inmigrante y pide las grabaciones de seguridad

El juzgado de instrucción número 16 de Valencia ha imputado a un agente de Policía por una presunta agresión a un ciudadano argelino en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores. Tras escuchar la declaración de ambas partes, la juez ha estimado la petición del fiscal y el abogado defensor y solicita a la Jefatura Superior de Policía que aporte un plano en el que aparezcan identificadas las cámaras que graban el pasillo en la planta baja donde se encuentran las celdas, servicios y duchas del CIE.

Además, según ha informado la Campaña por el Cierre de los CIE el juzgado ha solicitado la hoja de histórico penal del agente imputado y la comparecencia como testigos de dos policías más. Este hecho, explican, es excepcional porque en las demás denuncias los internos no han podido identificar a los agentes o han sido expulsados del país antes de que se celebre el juicio.

La imputación, según explica Daniel Sanjuán, miembro de la Campaña por el Cierre de los CIE, es consecuencia de una denuncia interpuesta el pasado 15 de octubre por un ciudadano de origen argelino cuando se encontraba recluido en Zapadores "por no tener documentación". En las últimas semanas del mes de octubre de 2013 se produjeron varios intentos de huelga de hambre colectiva en Zapadores e incluso un intento de fuga de un hombre que fue sorprendido caminando por el interior del techo del centro. Durante aquellos días, algunos internos plantearon denuncias por supuestas agresiones policiales.

El interno explicó en su denuncia que después de una huelga de hambre en la que había participado, durante la hora del desayuno, el agente imputado le obligó a acudir a al baño, donde no existen cámaras de videovigilancia, y allí le golpeó, le obligó a abrir la boca y le escupió dentro. La denuncia recoge que el agente no llevaba placa identificativa, aunque el interno detalló una descripción física y aseguró poder reconocerlo con facilidad. Ante su insistencia, el juzgado mostró una composición fotográfica al interno y este reconoció al presunto agresor.

El agente, según explican desde la Campaña por el Cierre de los CIE, declaró en calidad de imputado, a petición de la magistrada y el fiscal, el pasado 11 de diciembre. Durante su declaración, según estas mismas fuentes, el agente aseguró que retuvo al interno en el cuarto de baño del centro para entregarle productos de limpieza, ya que había vomitado y se había manchado la ropa.

Daniel Sanjuán ha explicado este martes que tras la declaración del imputado se solicitó la declaración de un interno que había sido testigo de lo ocurrido. Tras escuchar este testimonio, y a petición de fiscalía y defensa, la juez acuerda ahora pedir la localización de las cámaras de seguridad, solicita la testifical de dos policías más y pide la hoja de histórico penal del agente imputado.

La Campaña por el Cierre de Internamiento de Extranjeros ha mostrado su satisfacción por la decisión judicial dado que la medida, "por primera vez, permitirá el acceso a una investigación suficiente, el esclarecimiento de los hechos y la depuración de responsabilidades".

Más información