Baltar propone a la Diputación de Ourense como referente ético

El texto incide en la “erosión de la confianza de la ciudadanía en la actividad política” Postula la “tolerancia cero con conductas impropias”

José Manuel Baltar, el hijo y sucesor del expresidente de la Diputación de Ourense que se sentará dentro de unos meses en el banquillo acusado de prevaricación, ha ideado un “código ético y de buena conducta” para cargos electos y personal de la institución. El hijo del cacique, que contrató hace unos meses a dedo a un socialista como asesor en prácticas de buen gobierno y transparencia, intenta convertirse ahora en referente ético en Galicia y “en la vanguardia nacional”, en plena explosión de las operaciones judiciales contra la corrupción política.

Más información
La UE retira a la Diputación de Ourense 1,3 millones por fraude
El PSOE solicita seis años de cárcel para José Luis Baltar
La maraña dinástica del baltarismo

El sucesor dinástico del fundador del baltarismo presentará su iniciativa convertida en moción al próximo pleno de la Diputación. El texto incide en la “erosión de la confianza de la ciudadanía en la actividad política” y en la necesidad de hacerle frente “multiplicando esfuerzos para poner en valor la política y su funcionalidad para una sociedad democrática en unos momentos particularmente complejos”. Junto a ello postula la “tolerancia cero con conductas impropias” por lo que, sin hacer mención del enchufismo, propone regular los regalos institucionales o la gestión de los fondos públicos.

“Consciente de la necesidad de hacer una aportación positiva para mejorar la calidad democrática", el presidente-sucesor del PP y de la Diputación de Ourense hace suya la preocupación de la Unión Europea sobre la “deriva y deterioro de la calidad democrática de las instituciones” y postula a la institución que preside como vigilante de “cualquier conducta que no encaje en los márgenes razonables en los que se debe desarrollar la actividad política”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS