Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobierno coruñés pidió un informe a medida para contratar a Vendex

La propia empresa eligió a un técnico externo al Ayuntamiento para avalar la concesión

El alcalde de A Coruña y a su izquierda Julio Flores
El alcalde de A Coruña y a su izquierda Julio Flores

Un abrazo”. El primer teniente de alcalde de A Coruña, Julio Flores, del PP, suele despedirse así de cercano en sus frecuentes conversaciones telefónicas con José María Tutor, representante en Galicia de Vendex, la empresa en el epicentro de la gran trama de corrupción que investiga la juez de Lugo Pilar de Lara. Los pinchazos no dejan lugar a dudas sobre la fluidez y excelencia de las relaciones que mantienen el político y el empresario desde incluso antes de que el PP tomase, en junio de 2011, las riendas del Ayuntamiento coruñés. El segundo del alcalde, Carlos Negreira, también concejal de Seguridad y portavoz del gobierno municipal, llama a Tutor para tratar toda clase de asuntos que nada tienen que ver con las áreas que gestiona: enchufes en servicios que presta Vendex, contratos de la grúa y de la ORA o el mantenimiento biológico del Acuario.

Son múltiples, detalladas y reveladoras las conversaciones incluidas en el abultado sumario de la Operación Pokémon que apuntan a la intervención de Flores para elaborar un informe a medida que permitió a Vendex hacerse, en contra de la opinión de técnicos municipales, con una contrata en la Casa de los Peces. Cuando acudió a declarar como imputado por tráfico de influencias, ante la juez, en enero pasado, Flores sabía que el sumario, aún bajo secreto, recogía numerosos pinchazos realizados por agentes de Aduanas. Y tras escuchar alguna grabación que contradice del todo las respuestas negativas que había previamente dado a la juez, se refugió, como otros cargos municipales de A Coruña también imputados en esta trama, en un socorrido: “No recuerdo esa conversación y no me reconozco”. “El problema que tengo es que no me reconozco ni cuando me hacen una entrevista de radio y la voy escuchando”, precisaría el edil a instancias de su abogado, al final de su declaración judicial.

Pero visiblemente el teniente de alcalde no se esperaba la batería de incisivas preguntas y pruebas de audio que le planteó la juez sobre sus gestiones para el contrato del Acuario, dependiente de la Concejalía de Cultura. Flores, al que el empresario también llama en clave Amapolas o Jacinto, aparece encargando a Tutor la búsqueda de expertos externos al Ayuntamiento para que hagan un informe a medida con el propósito de favorecer a Vendex. O retrasando el proceso para esa adjudicación en la junta de gobierno con el fin de dar tiempo a que llegue ese informe y contrarrestar otro contrario de un jefe del Acuario.

“No me consta haberlo hecho”, responde invariablemente a la juez cuando le pregunta si trató de favorecer a Vendex, si le encargó el informe a medida y si “paró el tema en la junta de gobierno”, como explica Tutor en una conversación. Pero, apremiado por las llamadas en las que mete prisas a Tutor para entregarle “una lista de nombres en el tema del Acuario” — “me están achuchando de Contratación", reseña—, el edil cambia de estrategia y se defiende: “Cualquier cosa que haya hecho respecto a este tema es para ganar tiempo y que no fuese perjudicado el Ayuntamiento con una demanda de indemnización”. Flores recuerda que, nada más tomar posesión, el directivo de Vendex amenaza con querellarse por la adjudicación a otra empresa del contrato del acuario. “Me asusté”, admite el concejal, al enumerar sentencias con indemnizaciones millonarias que heredó el PP al llegar a la alcaldía coruñesa. Y se escuda con insistencia en “su desconocimiento del proceso administrativo” para justificar las gestiones que aparece realizando a fin de que meses después, en una nueva adjudicación y con un informe a medida, se lleve finalmente Vendex esa contrata. “En el tema de la Casa de los Peces, se me puede achacar desconocimiento o una novatada, pero desde luego lo que no he hecho es intentar beneficiar a ninguna empresa”, concluye Flores, tras dos horas de declaración.

 

Una extraña cita antes de las elecciones

Carlos Negreira, presidente provincial del PP de A Coruña y alcalde de la ciudad desde junio de 2011, aparece citado por terceros en los pinchazos de la Operación Pokémon. Que si recomienda a un enchufado, le dice una jefa de servicio municipal al representante gallego de Vendex o que si le “manda un abrazo”, le dice otro. “Conozco al alcalde desde hace muchos años y jamás se ha metido en cosas como esas, ni ha sugerido nada de nada”, exclama el segundo de Negreira, Julio Flores, cuando le pregunta la juez por la posibilidad de que el alcalde haya recomendado la contratación de personal en la concesionaria de servicios municipales.

Pero más dificultades tiene luego el teniente de alcalde para explicar los motivos de concertar, en vísperas de las elecciones municipales de 2011, una entrevista entre el líder del PP coruñés —aún en la oposición— y el empresario José María Tutor. Unas horas antes del cierre de campaña electoral, Flores explica al responsable de Vendex que intenta que Negreira le “haga un hueco” en la jornada de reflexión. “¿Por qué quería quedar con Negreira? Me imagino que todos estaban liadísimos con el tema de las elecciones. ¿Dónde estaba la urgencia?”, pregunta la juez. Flores, que dice recordar “la llamada pero no la conversación”, se lanza entonces a explicar que Tutor “quiso trasladar unos datos de la ORA y la grúa que, según él, arreglarían el tema del déficit considerable” de esos contratos municipales, adjudicados en 2005 a Vendex por el gobierno socialista.

Fue Flores, sin Negreira, asegura, el que finalmente se tomó “un café antes de las elecciones” con el empresario. “Si alguien me llama para un tema urgente, intento ir y ver exactamente qué es”, arguye el edil. Pero no acierta a explicar por qué era urgente antes de las elecciones, cuando nadie pronosticaba que el PP ganaría en A Coruña. Flores negó a la juez que, seis meses más tarde, el equipo de Negreira renovase y ampliase el contrato de la ORA a Vendex de acuerdo con la propuesta que Tutor le hizo en vísperas de los comicios. “Era un plan inviable”, afirmó Flores.

El segundo de Negreira también queda en evidencia con los pinchazos al negar ante la juez haber puesto en contacto a Tutor, a los dos días de las elecciones de 2011, con Diego Calvo, actual presidente de la Diputación, y José Manuel Rey Varela, ahora alcalde de Ferrol, para la entrega de unos papeles. “Yo no reconozco esa conversación”, musita Flores.

Más información