Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La base de Rota pierde empleo civil a pesar del escudo antimisiles

Los trabajadores se quejan de que no se han creado los 1.000 puestos prometidos

El comité laboral del personal civil español destinado en la base de Rota (Cádiz) lamentó ayer que la plantilla de este colectivo se ha recortado en los dos últimos años de 1.100 trabajadores a los 965 actuales. A pesar de los anuncios hechos por el Gobierno central y el Ayuntamiento, la llegada del escudo antimisiles de la OTAN no ha servido para generar oportunidades de empleo dentro del recinto militar. “Está muy bien que la gente gane dinero alquilando sus casas, pero aquí hay mucho paro”, se queja el secretario del comité, Rafael Chacón.

Que en Rota se instalara el escudo antimisiles fue uno de los últimos acuerdos conseguidos por José Luis Rodríguez Zapatero antes de abandonar la Moncloa en 2011. Entonces el Gobierno del PSOE defendió que, como compensación al incremento del peso militar que ganaba la ciudad, se iban a generar, al menos, 1.000 puestos de trabajo en la zona. Aquel anuncio, que respaldaron destacados dirigentes socialistas gaditanos, no fue corroborado ni por responsables de la Armada ni después por el Gobierno del PP, que nunca habló de nuevos empleos concretos pero sí de repercusiones positivas para el entorno. De hecho, según datos ofrecidos por el almirante de la base, Cristóbal González-Aller, durante 2013 se han hecho obras de mejora en el interior del recinto por 150 millones de euros, lo que ha permitido generar puestos trabajo de la construcción.

Pero la plantilla civil española, la que permanece estable de la base para diversas funciones como administración, restauración, transporte y servicios no ha crecido. Todo lo contrario. “Hace tiempo que se amortizan las jubilaciones”, se queja Rafael Chacón. Calcula que las instalaciones militares han perdido más de 400 empleos en la última década hasta descender por debajo de los 1.000. Son los más recelosos a la llegada del escudo antimisiles porque, aunque se les dijo, que la llegada de cuatro nuevos barcos estadounidenses, requeriría de más mano de obra están observando que está ocurriendo justo lo opuesto.

Mientras esta plantilla ha descendido, el Ayuntamiento de Rota (PP-Roteños Unidos) viene defendiendo que el escudo será un gran alivio para la economía local. Lo será por la cantidad de alquileres que se moverán en la ciudad para acoger a los 3.300 nuevos vecinos. Los militares cuentan con partidas asignadas de entre 1.200 euros y 2.000 euros mensuales para alojarse en el entorno de la base. Entre los roteños incluso hay quien opta por irse a vivir a una casa más pequeña con tal de obtener estos ingresos extra. Además, el Consistorio ha promovido la oficina Welcome to Rota para conducir la demanda de información y servicios con la oferta de empresas locales.

El presidente de la asociación de comerciantes, Juan Alberto Izquierdo, saluda la oportunidad económica que trae el escudo. “No es que vaya a resolver todos los problemas pero sí va a suponer un alivio”. Y asegura que la llegada del primer barco, el USS Donald Cook, el pasado martes ya se ha notado en la ciudad. “A pesar del mal tiempo, se ha visto movimiento de taxis y de bares, a las cinco y seis de la tarde, que suelen ser horas poco transitadas por los españoles”. Izquierdo reconoce que los negocios locales tendrán que hacer un esfuerzo para adaptarse a sus nuevos clientes. Algunos ya lo han hecho impartiendo cursos de inglés a sus trabajadores.

La mejor noticia económica que ha traído el escudo, hasta ahora, es la confirmación de que los astilleros gaditanos mantendrán y repararán los cuatros barcos que se instalarán en la base. Es un contrato de 190 millones de euros, aunque no resuelve el dramático vacío de las factorías. Pero el empleo fijo del personal civil dentro de la base sigue cayendo, sin que se le ponga freno. Es lo mismo que están denunciando los trabajadores de Morón, que, sin escudo antimisiles, van a incrementar la presencia de militares estadounidenses sin que se recuperen los casi 200 puestos de trabajo eliminados en los dos últimos ERES. El secretario del comité de Rota critica a los dirigentes del PP. “Aquí parece que lo único que importa es alquilar casas para tragar con que nos pongan barcos antimisiles en la base. Nada más ha faltado la banda sonora pero no la de “americanos” de la película, sino que este Ayuntamiento es más propenso al Paquito el chocolatero”.

Más información