Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Glòries soterrará la Gran Via y será un parque de 13 manzanas

El diseño ganador del concurso, por votación unánime, lleva el nombre de 'Canòpia Urbana'.

Estará listo en 2018 y contará con un presupuesto de cerca de 30 millones de euros

Maqueta del diseño ganador: Canòpia Urbana, Ampliar foto
Maqueta del diseño ganador: Canòpia Urbana,

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, abrió ayer el sobre con el nombre del proyecto ganador. En el Colegio de Arquitectos de Cataluña, el gremio esperaba con atención. También los vecinos afectados, que llevan muchos años escuchando promesas y firmando compromisos, pero conviviendo con una plaza muy dura. De los 55 participantes iniciales, la pre selección había dejado solo 10 y el alcalde era el encargado de anunciar el nombre de la propuesta ganadora: “Canòpia Urbana”.

El veredicto del jurado, que ha estado tres semanas y media comparando las 10 propuestas, llegó de forma “unánime”, según explicó su presidente y exalcalde de Curitiba (Brasil), Jaime Lerner. Los encargados de desbloquear lo que parecía un cuento sin fin serán los arquitectos con acento francés y catalán que forman la UTE Agence Ter & Ana Coello de Llobet. Para hacerlo tendrán hasta 2018 y contarán con un presupuesto de 29,9 millones de euros.

El diseño seleccionado todavía se tiene que convertir en proyecto, de manera que no es definitivo, y además tendrá que incorporar todos los cambios que el Ayuntamiento considere oportunos. Pero sí que permite empezar a imaginar cómo será la futura plaza de les Glòries, que con la ayuda de la futura Estación de La Sagrera, tiene que ir desplazando la centralidad de Barcelona hacia el noreste.

El proyecto ganador es claramente un parque, y no una plaza, y una de las características más destacables es que da continuidad (solo para peatones y bicicletas) a la avenida Diagonal. Es decir, después de 150 años, la Diagonal de Ildefons Cerdà, unirá Esplugues con el mar. Dentro del nuevo espacio, en el que no habrá tráfico, también se distingue la avenida Meridiana, de manera que el parque se podrá cruzar en línea recta en distintas direcciones. Otra característica del proyecto ganador es que todos los equipamientos que se tienen que construir se ubicarán en la parte oeste del parque y no delante de la calle Consell de Cent, como se había barajado inicialmente.

Los autores del proyecto ganador lo definen como un “conector ecológico”, que unirá el Parc de la Trinitat con el de la Sagrera (todavía por hacerse) y el de la Ciutadella. También defienden que el objetivo es poner “la naturaleza confortable al servicio de los ciudadanos”. Se trata de unos de los 10 proyectos finalistas que más apostaba por la naturaleza. El parque tendrá también una rampa en forma de escalera de caracol, que servirá como mirador y permitirá observar el nuevo espacio desde un punto elevado.

Las obras se dividirán en distintas fases y tendrán que estar terminadas en 2018.

Fechas clave

1859: El Plan Cerdà ya contemplaba que la plaza de las Glòries sería un espacio de gran centralidad. En este punto se cruzan las tres vías más importantes de Barcelona: la Diagonal, la Meridiana y la Gran Via.

1992: La actual plaza, por donde pasan cada día 150.000 vehículos, se construyó en la Barcelona olímpica.

2005: El Ayuntamiento socialista presenta una propuesta, que no consigue los apoyos necesarios.

2007: Tras muchas discusiones, Ayuntamiento, oposición y entidades vecinales firman un documento que fija las líneas básicas del proyecto.

2012: Xavier Trias presenta un proyecto. Lo retira por falta de acuerdo.

La transformación de la plaza de les Glòries, un espacio que ocupa 13 manzanas del Eixample, es posible gracias al derribo del tambor viario (que cuesta 20 millones) y al túnel que permitirá soterrar la Gran Via (118 millones más). El tráfico privado, como el tranvía, no entrará en el parque, sino que se repartirá por las calles que lo rodean. Las estaciones de transporte público se concentrarán en la parte sur de la plaza. El proyecto ganador contempla que el tranvía entre por la Meridiana, como ya sucede actualmente, pero también por la Diagonal, por si en un futuro el Ayuntamiento se decide a unir las dos líneas de tranvía que hay actualmente en la ciudad. A preguntas de los periodistas, el alcalde Trias ya dejó claro que no será bajo su mandato: “Es imposible”, sentenció.

Como ya pasó con los Gobiernos anteriores, el equipo de Trias ya presentó otro proyecto de remodelación de las Glòries, pero no prosperó y tuvo que dar marcha atrás. Al final, las grandes directrices que han prevalecido (y que todos los proyectos han incorporado) son las que se pactaron en 2007, entre el Ayuntamiento, la oposición y las asociaciones de vecinos. En el Compromís 2007, se fijaba que en total se construirán 1.000 pisos (un 45% de ellos sociales) y 17 equipamientos, con la tan reivindicada Escola dels Encants entre ellos.

ICV-EUiA valoró positivamente el proyecto (sobre todo porque contempla la conexión del tranvía), mientras que PSC y PP lo criticaron por ser excesivamente caro.

El proyecto ganador, además de los otros que participaron en el concurso, se podrá consultar en el Disseny Hub Barcelona, en la misma Plaza de les Glòries, del 11 de febrero al 5 de marzo.

Más información