Implicados en la Pokémon defienden los enchufes como ayudas sociales

La portavoz del gobierno de Santiago pide "medidas" contra su compañero que presionó a Vendex para que despidiese a la esposa de un sindicalista del Ayuntamiento

Un argumento se está abriendo paso entre algunos dirigentes que aparecen citados en los pinchazos del sumario del caso Pokémon intentando enchufar trabajadores en las empresas con contratas públicas. Lo inició el alcalde de Lugo, el socialista Xosé López Orozco, quien, el pasado lunes, explicó en V Televisión que intentó colocar a una persona en una empresa del grupo Vendex como una obra de “caridad” ya que se trataba de un vecino con cinco hijos en paro. Luego lo prolongó el concejal de Servicios Sociales de A Coruña, Miguel Lorenzo, del PP, quien, a propósito de su compañero, el primer teniente de alcalde, Julio Flores, quien aparece en las conversaciones dando una lista de enchufados a un directivo de Vendex, comentó: “Su único delito es que es demasiado buena persona”.

Más información
El alcalde de A Coruña, contra la juez que investiga la trama
Diego Calvo y su ‘número dos’ pidieron enchufar a amigos
Consulte toda la información sobre el caso
El PP quitó funcionarios y buscó a afines para favorecer a Aquagest
Un edil del PP admite donativos opacos para las municipales
Los pinchazos implican al segundo de Negreira en enchufes y amaños
Directivos de Aquagest alentaron la guerra interna en el PP de Santiago
“Fui corrupto por Conde Roa”, dice su ex ‘número dos’

 Ayer se sumó, el presidente de la Diputación de A Coruña, el también popular Diego Calvo, quien recomendó a otra persona para que la contratase Aquagest. Calvo admitió que “en un momento concreto” quiso “ayudar” a una familia que se encontraba “en una situación muy complicada, de emergencia social”. “Lo que hice fue dar a conocer la situación de una familia que lo estaba pasando mal. Nada más y nada menos”, afirmó el presidente de la Diputación coruñesa. Otros de los políticos citados por supuestos intentos enchufes a Aquagest, el alcalde de Betanzos, el socialista Ramón García, lo negó tajantemente.

Mientras, en Santiago se ha levantado un clamor entre la oposición y la junta de personal para exigir que dimita el concejal de Deportes, Adrián Varela, del PP, después de que los pinchazos hayan revelado que presionó a Vendex para que despidiese a una trabajadora por ser la esposa de un representante de la CIG en el Ayuntamiento. El alcalde, Ángel Currás, consideró “desafortunada” esa actuación de Varela, pero insistió en la apelación a la presunción de inocencia. Sin embargo, la portavoz del gobierno local, María Pardo, declaró a Radio Obradoiro: “De ser cierto lo que se recoge de Adrián Varela, habría que tomar alguna medida y debería partir de él”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Xosé Hermida

Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS