Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ya está la factura del reloj del alcalde. Son seis mil euros y pico”

La empresa Vendex agasajó con regalos al alcalde de Ourense, funcionarios y a varios técnicos

El exalcalde de Ourense
El exalcalde de Ourense

El 2 de enero de 2012, un representante de la empresa Vendex, adjudicataria del servicio de la ORA en Ourense, acudió con un Rolex de oro al piso del entonces alcalde de la ciudad, el socialista Francisco Rodríguez. Sobre las 20,17 horas, el delegado de la empresa en Ourense, Adrián Cordero, recibió un buzón de voz en su móvil. “Adrián, soy Vicente, por el regalo de Paco, el alcalde. Ya no vive aquí. Cuando puedas, me llamas”. La empresa tenía equivocada la dirección del regidor. Días antes, Cordero anunciaba a su jefe: “Ya está la factura del reloj. Son seis mil y pico”.

El levantamiento parcial del sumario de la Operación Pokémon revela el interés de Vendex por agasajar al alcalde ourensano con el prestigioso reloj que había comprado con ese propósito en una joyería del centro de la ciudad. También quedan de manifiesto las constantes llamadas telefónicas (tanto de Cordero como del jefe de la empresa en Galicia, José María Tutor), al regidor socialista —al que entre ellos denominaban “El 1” o “el Paco”—presionando por conseguir el contrato de la limpieza de los edificios municipales, según desvelan los pinchazos telefónicos.

Apoyándose en las escuchas, la juez Pilar de Lara sostiene que Vendex logró parar el concurso de limpieza de las dependencias municipales “pese a que se habían presentando al menos dos empresas”. En cuanto comienza a tramitarse un nuevo expediente de contratación Cordero y Tutor intensifican las gestiones con técnicos del Ayuntamiento, con concejales y con el alcalde. Cordero le cuenta a Tutor cómo muestra al técnico municipal, “por si propone algún cambio”, los detalles del borrador del proyecto que más tarde presentarán y saldará elegido. Y Tutor, tras salir del despacho del alcalde, llama a una empleada a la que informa de que le ha enviado por correo electrónico el proyecto. Le indica las modificaciones que debe de hacer. Le manda imprimir dos folios y le dice que se los lleve a la Plaza de Bispor Cesáreo. Una hora más tarde, Cordero entra en las dependencias municipales mientras Tutor espera en la Plaza Mayor. Al día siguiente, en conversación telefónica, el alcalde recibe una llamada telefónica de Tutor. El empresario le pregunta si “movió mucho aquello” y el regidor le contesta que “cree que sí”.

Los pinchazos telefónicos evidencian, de otra parte, los regalos que Cordero realizó y de los que quedó constancia q través de los agradecimientos telefónicos de los agraciado. Uno de ellos, sin identificar, advierte a Cordero que “se pasó”. Y este le explica que se trata de una “réplica autorizada por la Xunta de la que solo hay diez ejemplares en Galicia”. “Firmó 6 o 7 réplicas antes de morir, es un cuadro que vale unos 20 millones de pelas”, explica el delegado de Vendex.

No solo hay constancia de los regalos por las llamadas de agradecimiento, sino tambin por la orden que da Cordero a un trabajador para que haga entrega de jamones y vino a diversos políticos. La juez identifica entre ellos al alcalde de O Carballiño, Argimiro Marnotes, al concejal del Ayuntamiento de Ourense José Luis Valcarce Baiget y al alcalde de Xinzo, Antonio Pérez, todos ellos del PP.

“Tanto en el Gran Colmado como en la joyería no hay problema en que paguemos la semana que viene por transeferencia o cheque”, informa una trabajadora de Vendex a Cordero. La juez detalla el hecho de que un técnico, el asesor jurídico municipal Luis Tros, rechazara el regalo y enumera la lista de multas de la ORA que el delegado de Vendex perdonaba a periodistas, políticos y empresarios.

El sumario muestra cómo los dos directivos de Vendex (Cordero y su jefe territorial, Tutor) lanzaron las zarpas sobre el municipio de Ourense y el de O Carballiño. Mataron los dos encuentros —con el alcalde socialista ourensano y con el popular de O Carballiño, Argimiro Marnotes— en un mismo día.

Con Francisco Rodríguez se entrevistaron en la cafetería Titanica, en los bajos de la vivienda del regidor. Finalizado el encuentro salieron disparados a la sede del grupo en la calle Pura y Dora Vázquez en donde mantuvieron otro encuentro con el regidor carballiñes. En sus conversaciones teléfonicas lo apodan “El Pulpo”. Las conversaciones telefónicas y los seguimientos dan cuenta de cómo negociaron adjudicaciones en ese municipio. Cordero le explica con detalle a Tutor sus gestiones: “El tema es que estoy en Carballiño para varias cosas y en el paquete surgió la jardinería... surgió, no, lo saqué yo el tema... entonces estamos hablando del mantenimiento de zonas verdes comunes, parques y jardines...un parque de 60 hectáreas... yo lo de la recogida y limpieza viaria lo tengo más o menos encauzado, lo de la limpieza de interiores de los colegios y dependencias también. El sumario incluye el encuentro en el restaurante Galileo de la ciudad, de los directivos de la empresa con el concejal del BNG Fernando Varela. Tanto él como el socialista, dimitieron al ser imputados. Marnotes sigue en el cargo.

 

Más información