Alicante tira del mercado inmobiliario valenciano en ventas y obra nueva

La construcción permanece estancada en Castellón y Valencia, según Tinsa

Una promotora oferta viviendas nuevas en Valencia.
Una promotora oferta viviendas nuevas en Valencia.JORDI VICENT

El mercado inmobiliario valenciano no está para echar las campanas al vuelo pero la provincia de Alicante registró en 2013 movimientos positivos, gracias sobre todo a las compras de extranjeros. Según datos de la sociedad de tasaciones, Tinsa, Alicante ha ido absorbiendo el año pasado el stock de viviendas. El número de compradores extranjeros, sobre todo de segundas residencias, ha crecido más de un 30% respecto a 2012 y ha aumentado de forma discreta el número de visados de dirección de obra nueva: en octubre de 2013 había solicitado 1.704 visados frente a los 1.367 de todo 2012. “No es mucho volumen pero hay aumento después de cinco años de decrecimientos”, explicó este jueves Juan Antonio López, delegado territorial de Tinsa. La firma espera que esta tendencia se refuerce en 2014.

No ha habido todavía despegue en Castellón y Valencia. Continua el exceso de oferta de vivienda nueva de promociones acabadas al comienzo de la crisis y de pisos de baja calidad, de segunda mano. El stock de segundas residencias se va absorbiendo pero, a diferencia de Alicante, la promoción de obra nueva está parada, con la solicitud de visados bajo mínimos.

El sector financiero abrió en el segundo semestre del año pasado “un poco más el grifo” de los créditos hipotecarios, pero las transacciones que han funcionado han sido las pagadas al contado y las de propiedad de bancos y cajas se han vendido por debajo de coste.

Los precios de la vivienda han evolucionado de manera desigual, según las zonas. En la Comunidad Valenciana descendió un 8,5% de media el último año. Por provincias, Alicante anotó un descenso del 3,1%, Castellón del 14,5% y Valencia del 10%. Si se tienen en cuenta las variaciones desde los precios máximos, Valencia registró un descenso del 46%, seguida de Castellón, con un desplome del 45,1% y de Alicante, con un retroceso del 42,2%.

Las poblaciones donde más cayeron los precios de la vivienda son Xirivella, Alaquàs, Aldaia o La Vall d'Uixó, con descensos superiores al 50% desde que estalló la crisis inmobiliaria.

El comportamiento de los locales comerciales y oficinas es variopinto. Las zonas prime (localizadas en el centro de las principales capitales) no tienen apenas stock frente a los centros del extrarradio, que tienden a tener más oferta.

En el sector industrial existe mucha oferta de naves industriales pequeñas, que no satisfacen la demanda de los inversores extranjeros, que buscan espacios más grandes. “No hay interés del inversor extranjero en inmuebles industriales, salvo en lugares como Manises por la instalación de empresas de origen chino”, explicó la sociedad de tasación.

El sector logístico está por desarrollar, de ahí que la construcción del corredor ferroviario mediterráneo sea imprescindible para potenciarlo. “Las previsiones económicas y de reactivación del consumo, las perspectivas para 2014 llevarían a una mejora en el sector”, apuesta Tinsa, que considera esencial para que despeguen las transacciones que haya crecimiento económico y se pare la destrucción de empleo.

Tinsa espera, a la vista de los datos, que la sobreoferta de viviendas se absorba en 2017, por lo que durante el segundo semestre de 2015 debería de reactivarse el inicio de nuevas viviendas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción