El ‘crooner’ y la fadista

La portuguesa Katia Guerreiro y el canadiense Michael Bublé traen sus melodías a Madrid

El cantante Michael Buble.
El cantante Michael Buble. CAROLINE SEIDEL / EFE

Se imponen las voces suaves esta noche, y casi marca la tendencia del fin de se­­mana. La portuguesa de origen sudafricano Katia Guerreiro, y el canadiense Mi­chael Bublé son sus mayores valedores. Guerreiro, desde el fado melancóli­co; Bublé, desde su posición de ser el crooner favorito de lo que va de siglo 21.

Choca esta propuesta dulce con la energía insobornable de Tomasito, un artista atípico que junta el rap con el flamenco, el baile serio con el baile descompuesto y el cante divertido con la pulsación rigurosa. Y no choca con la otra voz dulce, la de Manuela Elena, la cantante de Amesmalúa, que por dos noches intentará juntar los sonidos gallegos con los flamencos. El festival de jazz de Pinto, donde prima la parte vocal, o el de Madrid es Negro, dedicado a las diversas ramas de la negritud de la música, complementan perfectamente ese gusto a la voz que impera estos días.

A pesar de lo espacioso del recinto, las entradas menos caras para ver y escuchar al crooner canadiense, Michael Bublé, están agotadas desde hace tiempo y eso que partían de 40 euros. Para escuchar su modulada voz y ver su porte elegante sólo quedan las que valen más del doble. Puede que Bublé lo valga. Es, salvando las distancias, el Sinatra de estos tiempos. En poco más de diez años de su debú discográfico ha conseguido un éxito mundial que le sitúa en el número uno de los cantantes melódicos, los llamados “crooner” derivado del verbo susurrar en inglés. Casado con la modelo y actriz argentina, Luisana Lopilato, que saltó a la fama por su participación en la serie televisiva de éxito juvenil Rebelde way, acaba de ser padre el pasado verano y a su bebé le dedica buena parte de las canciones de su último disco, To be loved, que hoy defiende en directo.

Casi a la vez que Bublé, empezó a cantar públicamente Katia Guerreiro. Fue a comienzos de este siglo en diversos homenajes a la gran fadista portuguesa Amalia Rodrigues. Pero Katia enseguida mostró su propio estilo. Se la puede incluir en la misma generación de cantantes femeninas que han renovado el fado y puesto al día entre finales del siglo pasado y el arranque de este, como Mafalda Arnauth, Dulce Pontes, Misia, Mariza, Ana Moura o Cristina Branco pero acaso por sus orígenes sudafricanos, ella le dota a veces de un sentido más rítmico y vibrante. Su último disco está grabado en el Olimpya de Paris, que le sirve para el concierto de esta noche.

Juan de Pablos conduce desde hace 35 años el programa radiofónico Flor de pasión, que emite Radio 3. Para celebrar la efeméride, mañana cita en Siroco a grupos afines a la estética del programa, basado en el pop sencillo y algo nostálgico. Él acabará la fiesta pinchando su valiosa colección de vinilos pero antes desfilarán por el escenario bandas como Los Summers o Clyde. Otra estrella del pop patrio, Coque Malla, se encierra mañana en El Sol para recrear a su modo las canciones incluidas en Transformer, uno de los discos clave de Lou Reed, recientemente fallecido y por el que el ex Ronaldos sentía especial devoción.

Azalvajao se llama el disco que Tomasito presenta en directo mañana. Guiños a la situación actual que van desde reclamar por la corrupción a la situación de los campamentos de refugiados saharauis, donde pasó unos días él en 2012. Del flamenco parte también el grupo Amesmalúa, formado básicamente por la cantante Manuel Elena, el saxofonista Gautama del Campo y el tocaor Juan Maya. Las bulerías bien pueden juntarse con la muiñeira pues para ellos, la luna que se ve en la playas de Andalucía es la misma que la que se ve en las de Galicia (Amesmalúa en gallego es La Misma Luna) y de ahí su unión de folklores y raíces populares. En Pinto se celebra la tercera edición de su Festival de Jazz Vocal, que hoy cuenta con el cuarteto del cantante y guitarrista alemán afincado en Madrid, Thomas Schindowski; y mañana con el sexteto de la cantante Yoio Cuesta, que fue durante mucho tiempo la vocalista del grupo del recientemente desaparecido Larry Martin. Además, el soul, el funk y el blues, entre otros géneros, vuelven a llenar los garitos de la ciudad gracias la cuarta edición del Festival Madrid es Negro. Hay mucho en su programa que se extiende por todo el mes de febrero y por varios locales, pero para empezar cuenta hoy con un cartel muy amplio en el que destacan La Orquesta del Solar y su jazz latino, o los estándares de Astrid Jones, en El Sol, y mañana con trío de Diego Gutiérrez en el Berlín.

Las citas del fin de semana

VIERNES: Michael Bublé Palacio de Deportes (Av. Felipe II s/n), 21:30. Desde 80 euros. Katia Guerreiro, Teatro Nuevo Apolo (Pza. Tirso de Molina, 1), 20:30. desde 25 euros. SÁBADO: Tomasito, ShôkoLive (Toledo, 86), 20:00. 10 euros. 35 Aniversario Flor de Pasión: Los Summers, Clyde, Los Caramelos con Ángel Kaplan, Santi Delgado y Los Runaways Lovers… Siroco (San Dimas, 3), 21:00. 12 euros. Coque Malla and The Satellites, El Sol (Jardines, 3), 22:30. Entradas agotadas.

VIERNES Y SÁBADO: III Festival Jazz Vocal de Pinto: Thomas Schindowski Cuarteto (día 31) y Yoio Cuesta Sexteto (día 1). Teatro Francisco Rabal (Pinto), 22:00. 7 euros. 4º Festival Madrid es Negro: Astrid Jones & The Blue Flaps, La Orquesta del Solar… (día 31), El Sol, 21:30. 12 euros, y Diego Gutiérrez Trío (día 1), Berlín (Jacometrezo, 4), 24:00. 8 euros (más info en www.madridesnegro.es) Amesmalúa, Corral de Comedias (Alcalá de henares), 20:30. 10,50 euros.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50