Los trabajadores plantean una tasa para financiar el autobús de Alicante

El comité de La Alcoyana pide que los coches paguen 10 céntimos por usar aparcamientos

Los recortes en el transporte metropolitano en autobús en Alicante se empiezan a notar. Las frecuencias de paso han aumentado debido a la supresión del número de autobuses, y los retrasos y las demoras empiezan a mermar la calidad del servicio.

Ante esta situación el presidente del comité de empresa de La Alcoyana, concesionaria del transporte interurbano del TAM (Transporte Alicante Metropolitano), Gil Grimaldos, ha propuesto aplicar una tasa obligatoria de 10 céntimos de euro por el uso de los estacionamientos privados de vehículos, y que ese dinero revierta en una mejora del transporte público.

"Hacienda somos todos, como decía aquella famosa campaña de la Renta, y el transporte público creemos que también", ha añadido el representante de los trabajadores de La Alcoyana minutos antes de reunirse en Alicante con el líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig.

Según ha explicado a los medios de comunicación, su propuesta permitiría fomentar el transporte público frente al uso de los vehículos privados, lo que reduciría la densidad de tráfico, y obtener ingresos que permitan mantener y mejorar el servicio urbano e interurbano de autobuses del transporte metropolitano de Alicante.

"Sería aplicar -por decreto- una tasa de 10 céntimos a cada coche que entra a un aparcamiento privado", ha afirmado Grimaldos, quien considera que este "añadido económico" es "ridículo para que paga tres o cinco euros por aparcar su coche".

Los recortes que se están aplicando desde el pasado 1 de enero está provocando, según Grimaldos, que en la línea 23, que enlaza Alicante con los municipios de Sant Joan y Mutxamel, el numero de autobuses se ha reducido de 13 a 9, por lo que la frecuencia de paso ha aumentado de 8 a 20 minutos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además, hay "recortes" en las líneas 7, que comunica con los polígonos industriales; 30 y 11, que comunica con el Hospital Universitario de San Juan. "Conseguimos parar la barbarie de la desaparición del TAM, pero lejos de asumir sus compromisos para evitar una huelga, la Generalitat y las empresas parece que se están descolgando", ha añadido Gil Grimaldos.

Puig exige dinero a Madrid

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha reivindicado hoy la necesidad de que el Estado participe en la financiación del transporte público de la Comunidad, como ya sucede en la Comunidad Autónoma de Madrid y en Cataluña.

Puig se ha reunido hoy con los representantes de los trabajadores del servicio de autobuses metropolitano de Alicante (TAM) para trasladarles la apuesta socialista por "un transporte público de calidad, gestionado y dirigido desde lo público".

En declaraciones a la prensa, el secretario general del PSPV  ha recordado que su formación política presentó varias enmiendas a los presupuestos del Estado sobre financiación, entre ellas una relacionada con la ciudad de Alicante, "pero el PP votó en contra".

A su juicio, la Comunidad Valenciana "tiene un problema en el conjunto del transporte público urbano" ya que el Consell ha sido "incapaz de conseguir un acuerdo con el Gobierno de España para garantizar una financiación adecuada de este transporte".

En este sentido, ha incidido en que la gestión del transporte en la ciudad de Alicante "es manifiestamente mejorable" y ha criticado que "el absurdo conflicto surgido" entre la consellera Isabel Bonig y la alcaldesa, Sonia Castedo, "lo tengan que pagar los ciudadanos alicantinos y  los trabajadores".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS