Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esquerra Unida y el STEPV llaman a desobedecer la ley Wert

Entre las 41 propuestas del sindicato se incluye la de no colaborar en las reválidas

El grupo de Esquerra Unida del País Valencià en las Cortes durante la presentación de medidas contra la Lomce.
El grupo de Esquerra Unida del País Valencià en las Cortes durante la presentación de medidas contra la Lomce.

El Sindicat de Treballadors de l’Ensenyament (STEPV) invitó este miércoles a los equipos directivos y docentes de los centros escolares a rechazar las evaluaciones de fin de etapa previstas en la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza (LOMCE), también llamadas reválidas. Pidió, asimismo, la “no colaboración con el profesorado externo” que ha de realizarlas.

Esta recomendación forma parte de las 41 propuestas recogidas en el documento que hizo público el sindicato para “esquivar” la aplicación de la LOMCE, que ha impulsado el ministro José Ignacio Wert, en la Comunidad Valenciana. La presentación de este documento, que servirá de referencia para la confederación estatal de STE, coincidió con la presentación de la “campaña de insumisión” de Esquerra Unida del País Valencià la nueva ley de educación, que en el mismo sentido calificó de académicamente “segregadora”, al aumentar el número de pruebas evaluadoras que “expulsarán al alumnado con mayores dificultades”.

Al igual que el STEPV, EUPV instó a las familias a que los alumnos no participen en las evaluaciones diagnósticas previstas por la ley. Esta medida no conllevaría consecuencias legales, pero sí podría tenerlas para los equipos docentes no realizar la diagnóstica y no colaborar en las reválidas. Por eso, el sindicato ofrece sus servicios jurídicos a quienes adopten estas medidas.

La voluntad de EUPV, dijo su coordinadora Marga Sanz, es “parar la ley con medidas de resistencia y de desobediencia ciudadana” que “impliquen al conjunto de la sociedad y la comunidad educativa”. Recordó asimismo, que el grupo Izquierda Plural del Congreso trabaja en un recurso de inconstitucionalidad y que la diputada Marina Albiol ha pedido la comparecencia en las Cortes Valencianas de la consejera de Educación, María José Català. Ésta lamentó la campaña de insumisión de EUPV y advirtió que las normas “están para cumplirse”.

La coalición de izquierdas rechazó el “carácter puramente ideológico y centralizador de la LOMCE, que quita las competencias de las comunidades al diseñar el currículum” y que “hace de la religión católica un instrumento de adoctrinamiento”. Tanto la formación política como la sindical incluyen entre sus recomendaciones la de no elegir la materia de Religión e instan a los equipos directivos a "no ejercer las nuevas competencias que les otorga la ley porque se las quita a los consejos escolares" y a la participación de las familias. La primera aseguró que la ley garantiza la inmersión en castellano pero no en valenciano y la segunda, invita al alumnado a que no pida la exención del valenciano.

También CC OO-PV ha iniciado un debate para “crear un manual de resistencia para su aplicación en las aulas valencianas”, según anunció el pasado viernes.