Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada muerta con un puñal en la espalda una mujer en su casa de Usera

La víctima, de 28 años de edad, fue encontrada por los servicios de emergencia que fueron a atender una fuga de agua en la vivienda

Asistencia sanitaria a las puertas del domicilio en el que ha sido hallado el cadáver.
Asistencia sanitaria a las puertas del domicilio en el que ha sido hallado el cadáver.

Una joven brasileña de 28 años llamada Patricia Souza Leal fue hallada muerta el miércoles en la casa de Usera en la que vivía de alquiler desde hace unos meses. Los bomberos acudieron al inmueble sobre las 19.30, tras recibir un aviso de fuga de agua y lo que encontraron tras forzar la puerta del número 54 de la calle de los Ferroviarios fue el cuerpo sin vida de la mujer. Se encontraba en la bañera, cuyo grifo abierto fue lo que puso sobre aviso a los servicios de asistencia. Los agentes de policía movilizados localizaron pisadas de sangre por la casa y el portal.

El cadáver presentaba al menos una herida de arma blanca, un cuchillo que permanecía clavado en su espalda, y otros signos externos de violencia que la policía analiza en busca de algún indicio. Los equipos del SAMUR desplazados al lugar determinaron, tras el primer análisis del cadáver, que la muerte se había producido hacía varias horas, pero no especificaron más detalles.

Según fuentes de su entorno, Patricia Souza trabajaba cuidando niños y encargándose de la limpieza de una casa. Precisamente, su jefa fue quien avisó ayer mismo a una amiga de la víctima de que esta no se había presentado a trabajar y de que no tenía noticias de ella, lo que sembró la inquietud entre sus allegados.

Patricia había llegado a España hace más de seis años desde Brasil, su país de origen. Era una joven sociable que tenía muchos amigos y actualmente mantenía una relación sentimental con un joven de origen dominicano bastante más joven que ella, según declararon fuentes cercanas a la víctima. La policía ha tomado declaración al chico.

Pocos vecinos de los que ayer asistían con curiosidad a las tareas de investigación tras un cordón policial daban alguna referencia sobre la vida cotidiana de la fallecida, que residía sola en el bajo de la casa en la que perdió la vida a cambio de un alquiler de 450 euros mensuales. Tres horas después de que los bomberos encontraran el cuerpo sin vida, un juez ordenó el levantamiento del cadáver. La investigación policial, en manos del Grupo VI de Homicidios, determinará las circunstancias de la muerte.

De confirmarse la hipótesis del homicidio, se trataría del primero que se registra en este 2014 en la Comunidad.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram