Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos turistas denuncian una agresión de dos vigilantes de un hipermercado

La empresa de seguridad ha lamentado el suceso, grabado por uno de los hijos del matrimonio

La embajada francesa pide que se aclaren los hechos

Agresión a dos turistas en un hipermercado de Torrevieja.

Un matrimonio de turistas franceses denunció la agresión de dos guardas de seguridad el pasado 30 de diciembre en el Carrefour de un centro comercial de Torrevieja (Alicante). La paliza fue grabada por el hijo mayor de los extranjeros. La Guardia Civil se limitó a confirmar la existencia de denuncias cruzadas entre los vigilantes de la empresa de seguridad del centro y los turistas. La embajada de Francia y el consulado general en Madrid se han interesado por el caso y el esclarecimiento de los hechos, mientras que la empresa de seguridad Casesa ha lamentado lo ocurrido y se ha puesto a disposición de la familia.

El suceso se produce en plena polémica por la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que tramita el Gobierno de Mariano Rajoy, según la cual los vigilantes privados podrán detener a personas en la vía pública. En la secuencia del vídeo se observa a dos guardas de seguridad intentando reducir al matrimonio, y en varios momentos se ve a uno de ellos golpear a la mujer, incluso después de estar esposada.

Los hechos fueron presenciados por los hijos del matrimonio, y en la grabación, en un momento dado, se escuchan el llanto y los gritos del hijo menor, de siete años.

Según la versión de la pareja aportada en el vídeo de Atlas, a la salida del hipermercado en el que se encontraban pitó la alarma, hecho que les venía ocurriendo durante todo el día en distintas tiendas. Inmediatamente, los vigilantes fueron a registrar a la madre, una mujer negra, como relata ella misma en el vídeo, y pasaron a la familia varias veces por un detector sin encontrar nada. Es en este momento cuando deciden llevar al matrimonio y a sus hijos al cuarto de seguridad, donde el mayor grabó la escena.

En el cuarto les retuvieron, como se ve en un vídeo en el que se puede observar al marido intentando proteger a su mujer y siendo agarrado por el cuello por uno de los agentes. Según la mujer, fue escupida y se le hicieron gestos obscenos.

La pareja denunció el hecho hace unos días y no en el mismo momento porque la Guardia Civil no tenía traductor alguno en su cuartel de Torrevieja. Este jueves, según Atlas, la familia tenía previsto regresar a Francia de sus vacaciones españolas.

La empresa de seguridad Casesa ha lamentado el suceso y rechaza "cualquier actuación ajena a las buenas prácticas que rigen en la política de la compañía, así como actuaciones puntuales que pudieran ser reprobables por parte de sus empleados". En ningún momento ha aclarado si ha expedientado o expulsado a los dos vigilantes. Casesa, en su comunicado, se ha puesto "a la entera disposición de la familia implicada para el correcto y rápido esclarecimiento de los hechos".

Por su parte, la embajada de Francia y el consulado general en Madrid han "obrado para que se aclaren los hechos" en torno a la agresión. En un comunicado, lamentan los incidentes ocurridos el pasado 30 de diciembre pasado que implicaron una familia de franceses de vacaciones en España, que fue "violentada por unos vigilantes de una sociedad de seguridad privada" en un supermercado alicantino. Tanto la embajada como el consulado "mantienen el contacto con la familia para prestarle toda la asistencia que puedan".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información