Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Localizados los restos del ultraligero desaparecido con dos tripulantes

El aparato y sus dos tripulantes desaparecieron el 22 diciembre tras despegar del aeródromo de Pals

Un pesquero de Roses (Alt Empordà) que ayer por la mañana faenaba a una milla de Cap Norfeu subió en su aparejo restos del ultraligero que desapareció el pasado día 22 con dos personas a bordo, Joana R. de 48 años y vecina de Torroella de Montgrí, y Antonio Marcos N. de A., de 44. Por la tarde, agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (Geas) de la Guardia Civil de l'Estartit y un barco fletado por la familia de uno de los desaparecidos que colabora en la búsqueda se desplazaron hasta la zona para confirmar el hallazgo. El robot submarino utilizado en los últimos días confirmó la presencia a 87 metros de profundidad como mínimo de parte del aeroplano.

El pesquero no pudo sujetar los restos del ultraligero, que pesaba menos de 600 kilos, y un brusco movimiento de la nave hizo que se desprendieran e inevitablemente volvieran a sumergirse bajo las aguas.

Tras ello se desplazó al lugar el robot submarino no tripulado y conectado a una unidad de control ubicada en un barco por medio de un cable umbilical, a través del cual transmite las imágenes de las cámaras de vídeo que lleva instaladas y los datos de los sensores y de los sonares a la unidad de control en la superficie, situada en el barco.

Imágenes aclaradoras

Los geas y el robot rastrearon una zona de unos 100 metros cuadrados a la espera de obtener un resultado positivo para las familias de los desaparecidos el 22 de diciembre cuando el ultraligero salió del aeródromo de Pals y ya no regresó.

Las imágenes de la zona que captó el minisubmarino confirmaron su presencia en de restos el fondo del mar, a unos 87 metros de profundidad. No obstante, por la visibilidad en la zona y la colocación del ultraligero no se pudo determinar con certeza si estaba el fuselaje del aparato estaba completo o solo era parte de la aeronave. Tampoco trascendió si los cuerpos estaban en su interior.

La Guardia Civil activó a parte de la docena de agentes de buceo técnico avanzado que tiene repartidos por España para que se desplacen a Roses. Intentarán en los próximos días recuperar el ultraligero y a sus ocupantes. Según el protocolo europeo de policía judicial subacuática, a no ser que no sea factible, los efectivos deberían recuperar todo elemento que contenga los cuerpos para lo que también debería reflotarse el ultraligero.

Más información