Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bildu aplica el derecho a decidir e independiza un barrio donostiarra

Gipuzkoa aprueba la segregación de Igeldo con todos los partidos en contra

Vecinos de Igeldo votando en el referéndum sobre su segregación.
Vecinos de Igeldo votando en el referéndum sobre su segregación.

Igeldo deja este miércoles de ser un barrio de San Sebastián y se convierte en el municipio número 89 de Gipuzkoa. La Diputación foral, que gobierna Bildu, ha aprobado este martes por decreto la segregación de este enclave rural de 1.074 habitantes después de que la mayoría de los vecinos apoyasen independizarse de la capital en una consulta popular celebrada el pasado 10 de noviembre. “Solo nos queda dar la bienvenida a Igeldo a la red de municipios de Gipuzkoa”, sentenció el diputado general del territorio, Martin Garitano.

Con esta decisión, y en pleno debate soberanista en Cataluña, el Gobierno foral de Bildu aplica en Gipuzkoa el derecho a decidir a escala local. Lo hace en contra del criterio del resto de las fuerzas políticas y también en la dirección opuesta a los acuerdos adoptados (con los votos del PNV, PSE-EE y PP) por la mayoría del pleno del Ayuntamiento de San Sebastián, también gestionado por la izquierda abertzale. El alcalde de la ciudad, Juan Karlos Izagirre, que estuvo en el origen al frente de las reivindicaciones por la segregación de Igeldo, no ha realizado ninguna valoración para mantener la posición “neutral” que ha querido aparentar ante este asunto desde que tomó posesión de su cargo, en 2011.

Los siguientes pasos

Además del decreto foral de segregación, el consejo de diputados de Gipuzkoa, en manos de Bildu, aprobó una serie de disposiciones, entre ellas la que establece la constitución de una comisión gestora, formada por nueve miembros, que regirá el nuevo municipio hasta las elecciones de 2015. También se creará una comisión de arbitraje para “resolver posibles incidencias o conflictos que pudieran surgir”, cuyo secretario será un funcionario del Departamento de Administración Foral.

La Diputación guipuzcoana también determina que los límites territoriales de Igeldo serán los mismos que marca el vigente Plan de Ordenación Urbana de San Sebastián. Pese a funcionar de forma autónoma, seguirá recibiendo del Ayuntamiento “los mismos servicios que ofrecía hasta el momento”. Igeldo apenas cuenta con equipamientos públicos, salvo la iglesia, el frontón, una ikastola, un centro cultural y social. El Ayuntamiento le cede la capacidad de recaudar impuestos, pero no asumirá la parte correspondiente de los créditos que tiene contraidos la capital. Asimismo, le entrega “sin carga alguna” la antigua escuela pública, el depósito de agua, una escuela, el centro cultural y otros equipamientos, según explicó la diputada de Administración Foral, Garbiñe Errekondo.

Ante la imparcialidad de Izagirre y su equipo, ha sido el gabinete presidido por Garitano el que ha liderado el proceso que culmina en la desanexión del barrio. El diputado general justificó el paso dado por la Diputación en que Igeldo “cumple con todas y cada una de las condiciones legales” para convertirse en municipio y porque así lo apoyaron en un referendo en el que solamente tenían derecho a votar los vecinos. Un 61,4% se pronunció a favor de la segregación frente a un 36,73% que lo hizo en contra. “Han demostrado que son perfectamente capaces de ser dueños de su futuro. Creemos que era un imperativo político y democrático desde que la ciudadanía de Igeldo se pronunció con esa rotundidad”, indicó Garitano.

Igeldo, un paraje asomado al Cantábrico desde el que se domina todo San Sebastián, comenzó a pedir su independencia a comienzos de los noventa, por impulso de Izagirre, entonces portavoz de la asociación Itxas Aurre (Frente al mar), que en febrero de 1995 tramitó un expediente de segregación. Fue rechazado por el Ayuntamiento donostiarra y por las Juntas Generales (Parlamento provincial), que en 2010 aprobaron una norma foral que solo permitía segregarse a las entidades locales con más de 2.500 habitantes. La normativa fue recurrida por Itxas Aurre ante los tribunales, que dieron la razón a los vecinos. La asociación volvió a la carga en junio de este año y registró nuevamente su solicitud ante la Diputación para proclamarse como municipio independiente.

En Igeldo son mayoría los votantes de Bildu, que en las elecciones municipales de 2011 lograron 295 votos, mientras que el PNV sumó 74, el PP 68 y el PSE 27, aunque esta ventaja se estrechó en las autonómicas de 2012 (Bildu obtuvo 286 sufragios, algo más del doble que el PNV).

“Son los que están en contra de respetar la voluntad de los igeldotarras los que deben explicar por qué están en contra de ese ejercicio de voluntad y democracia popular. Es más, algunos legitiman el derecho a decidir de Escocia y Cataluña, pero se lo niegan a Igeldo. Resulta realmente incomprensible esa forma de no aplicar en casa lo que aplicamos fuera”, dijo Garitano antes de recibir las críticas de otros partidos.

Socialistas y populares exigieron que las Juntas intervengan con un recurso ante los tribunales, y volvieron a emplazar al PNV a que se sume a una moción de censura contra Izagirre. Los peneuvistas, que dudan de la legalidad de la decisión tomada por la Diputación, rechazan desbancar al alcalde de Bildu.

Más información