Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último enredo de Miguel Narros

El Lope de Vega de Sevilla acoge 'La dama duende', del fallecido director y versionada por Víllora

Chema León y Diana Palazón, en un momento de 'La dama duende'. Ampliar foto
Chema León y Diana Palazón, en un momento de 'La dama duende'.

El director Miguel Narros estrenó el pasado mes de junio el montaje La dama duende, de Calderón de la Barca. Lo hizo en el festival de teatro clásico de Alcalá de Henares (Madrid). No era la primera vez que dirigía un texto del escritor barroco, pero sí la última. “La monté siendo muy joven con mi querida Margarita Lozano y supongo que no tiene nada que ver con esta porque no me acuerdo de nada”, afirmaba el director. Una semana después de su estreno en la localidad madrileña, Narros se marchó. Ahora, esta obra convertida en homenaje estará en el Teatro Lope de Vega de Sevilla hasta el 15 de diciembre.

Esta comedia “de capa y espada” escrita en 1629 cuenta la historia de doña Ángela, una joven viuda que desea conquistar a don Manuel, el íntimo amigo de uno de sus hermanos. Pero, para cumplir su objetivo, la mujer primero deberá librarse de la vigilancia de sus celosos y posesivos hermanos, con quienes comparte el hogar. Con Diana Palazón y Chema León como protagonistas, el texto que llega a la capital es una versión del dramaturgo Pedro Víllora. “Es mucho más que un enredo revestido de lances caballerescos, peleas y duelos. Es la historia de un engaño de consecuencias amorosas pero, de la misma manera que su casi coetánea La vida es sueño es una reflexión en torno al libre albedrío, La dama duende es una indagación a propósito del azar”, explica Víllora.

En su lucha por acercarse al hombre que ama, Ángela pone en marcha un ingenioso plan para lograr, mediante una curiosa alacena, que su habitación quede comunicada con el cuarto donde se aloja Manuel. La enamorada, ayudada por su criada Isabel, comenzará a vincularse de forma misteriosa y mágica con el recién llegado, quien no dejará de sorprenderse ante las actitudes de esta dama protegida por sus hermanos. “Calderón de la Barca permite que sus personajes crean que uno construye su propia suerte, pero poco a poco el azar va manifestando su fortaleza y los acontecimientos se vuelven contra sus protagonistas, revelando la naturaleza del engaño”, agrega Víllora.

Sobre el montaje de la obra, el productor Celestino Aranda resaltaba en este periódico hace unos meses la dificultad y belleza que acarreaba el juego constante de estancias y ambientes. “Miguel decía que la dirección no debe brillar por encima de la escenografía ni de la actuación de los protagonistas, todo debe ser una amalgama”, apuntaba Aranda. El reparto de la obra lo completan Iván Hermes, Mónica Martínez, Juan Ribó, Emilio Gómez, Eva Marciel, Paloma Montero y Antonio Escribano.