Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unión de Torrent, único colegio de Educación Especial que no ha cobrado

Familias y empleados exigen a la puerta de la consejería los 800.000 euros que les deben

Protesta de familias y empleados del colegio La Unión de Torrent ante la Consejería de Educación.
Protesta de familias y empleados del colegio La Unión de Torrent ante la Consejería de Educación.

Se plantaron en tres autobuses a las diez de la mañana ante la Consejería de Educación con los bolsillos vacíos y se marcharon cerca de la una sin nada en los bolsillos. Solo con la esperanza de cobrar a final de diciembre, o a principios de enero de 2014, parte de los 800.000 euros a los que asciende ya la deuda de la Generalitat Valenciana con el colegio de Educación Especial La Unión de Torrent.

Encabezados por la directora, Carmen del Rio,  padres, empleados y una treintena de alumnos plurideficientes permanecieron más de hora y media exigiendo con carteles ("paga ya") o de viva voz y acompañamiento de panderetas y otras percusiones manejables el dinero que les deben, para poder pagar alguna de las de casi seis nóminas que el centro adeuda a sus empleados.

"Es duro plantarse en navidades sin cobrar varios sueldos", comentaba una educadora mientras esperaban que alguien les recibiera en la consejería para informarles del libramiento de la deuda contraída por la Administración tras firmar en noviembre un convenio que normalmente se firma en  julio, con la Mancomunitat Municipal de L'Horta Sud. Esta entidad es la titular del centro, mientras que la asociación de padres y madres Prodefi (Pro Deficientes Psíquicos) gestiona el centro.

La deuda se acerca a los 800.000 euros, lo que les impide pagar no solamente las nóminas, sino algo tan necesario ahora como el gasoil para la calefacción. También la empresa de autobuses colaboraba a su manera en la protesta, cediendo los vehículos para trasladarse desde El Vedat de Torrent, donde se encuentra el centro, hasta la sede de la consejería en la Avenida de Campanar.   

Tanto los responsables de La Unión como otras fuentes aseguran que todos los colegios concertados de Educación Especial a los que la consejería debía dos trimestres ya han cobrado. Solo faltan ellos, que son, además, los únicos que funcionan mediante convenio en lugar de concierto.