Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciscar celebra que se desconectara RTVV sin recurrir a la fuerza policial

El vicepresidente del Consell no ve motivo para adelantar elecciones

El vicepresidente de la Generalitat Valenciana, José Ciscar, aseguró este domingo a la Cadena SER que en la desconexión de la señal de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) llevado a cabo el viernes “se primó sobre cualquier otra cuestión que los cuerpos y fuerzas de seguridad no tuviesen que emplear ningún tipo de fuerza” y celebró que esto “felizmente se consiguió”.

El vicepresidente aseguró que desde el Consell se vivió “con mucha preocupación” el fundido en negro de la televisión pública y que el apagado no fue una decisión política sino una cuestión “técnica” que la comisión liquidadora gestionó contactando con una empresa experta en telecomunicaciones. “Preferimos que se nos haya criticado por la duración en las labores de apagado que no que se nos hubiese criticado por haber tenido que emplear la policía su fuerza; la otra imagen hubiera sido mucho más dañina”, incidió.

En ese sentido, afirmó que la dilatación del proceso se debió al tiempo que tardó el juzgado en conceder la autorización para proceder al corte de las emisiones “ante la oposición de los trabajadores”. Ciscar insistió en que “se tenía que cumplir el mandato de una ley que emana de las Cortes Valencianas” para suprimir este servicio público que, subrayo, “no es un servicio público obligatorio para el Estatuto de Autonomía”.

El vicepresidente del Consell también se refirió en los micrófonos de la SER a la manifestación del sábado en Valencia que reclamó la dimisión de Alberto Fabra y la convocatoria de elecciones anticipadas. Ciscar consideró que la participación no fue “suficientemente numerosa” como para adoptar esas exigencias. Asimismo, recordó que antes del cierre de RTVV el Consell ha tenido que acordar “prescindir de muchas cosas, por ejemplo en política de grandes eventos a pesar de tener contratos firmados”, como es el caso de la Fórmula 1. “En el caso de RTVV, y eso tiene que quedar bien claro, el Gobierno valenciano diseñó el modelo de RTVV y el tamaño que nos podíamos permitir y luego las circunstancias de sobra conocidas no han dejado que lo pudiéramos hacer efectivo”, recalcó.

Respecto a la propuesta que hizo el comité para salvar el canal, el portavoz del Consell indicó: “Tampoco nos daba mucho margen en cuanto que duplicaba los gastos para un segundo ERE respecto del primero y contenía cuestiones que eran totalmente inasumibles”.

Preguntado sobre la responsabilidad en el desenlace, Ciscar señaló que el Consell es “responsable total y absolutamente de dar una directriz política que era la de realizar un ERE”, pero que fue rechazado por los trabajadores y que “en el proceso de ejecución se tomaron algunas decisiones por los órganos de administración que han conducido a la nulidad”. “Todos somos un poco responsables en ese sentido”.

En cuanto al plante que recibió por parte de los periodistas el pasado viernes en la rueda de prensa convocada tras el pleno, confesó que lo vivió “con tristeza, evidentemente”, aunque “con tranquilidad, al igual que el resto del Gobierno y el presidente”. “Se han tomado las decisiones que teníamos que tomar”, zanjó.