_
_
_
_

Los comercios y la ópera llenan la noche del paseo de Gràcia

'The Shopping Night Barcelona' lleva al centro de la ciudad una multitud que disfrutó de la fiesta y de las compras hasta la 1 de la madrugada

Escenario del paseo de Gràcia con Gran Via en una de las actuaciones del 'The Shopping Night Barcelona'.
Escenario del paseo de Gràcia con Gran Via en una de las actuaciones del 'The Shopping Night Barcelona'. GIANLUCA BATTISTA

Decenas de miles de personas, atraídas por las pasarelas colocadas en medio del paseo de Gràcia y por los escenarios montados en las calles adyacentes, participaron anoche en las más de 200 actividades programadas en The Shopping Night Barcelona, en la que unos 90 comercios estuvieron abiertos al público hasta la una de la madrugada. Los organizadores esperaban una asistencia de 50.000 personas, 10.000 más que el año pasado.

En festiva confusión, barceloneses y turistas de todas las edades exploraron las tiendas que para la ocasión ofrecieron descuentos, copas de cava e instalaron DjSets y pistas de baile con bebidas gratuitas en los establecimientos. Muchos comercios se dieron a la creatividad montando concursos, sets fotográficos, talleres de tatuajes efímeros o degustaciones de aguas y tapas. Otros se mantuvieron más tradicionales y aprovecharon la afluencia de visitantes para presentar las nuevas colecciones o productos.

Los locales que ofrecían un 20% de descuentos sobre sus productos se llenaron en poco tiempo sobre todo de jóvenes y apasionados de moda. “Está bien que inventen iniciativas para animar al comercio, pero la mayoría de tiendas del paseo son para gente con mucho poder adquisitivo, no para la gente corriente”, puntualizaba Irene, que vive en el barrio. Como ella, mucha gente prefirió dar una vuelta por los espectáculos que se ofrecían en la calle sin entrar en las tiendas. “Para mí el atractivo más grande es ver la zona sin coches, en completa disponibilidad para los peatones”, admitía María José, una trabajadora medioambiental que ha participado en las cuatro ediciones del Shopping Night. Según ella, “este año los organizadores se han superado y aumentar la faceta cultural ha sido una elección muy positiva.”

Más que el shopping nocturno, el gran imán de la noche fueron los espectáculos vinculados al leitmotiv del evento: la conmemoración del bicentenario del nacimiento de Giuseppe Verdi y Richard Wagner. En los seis espacios fijos inspirados en las obras de los dos compositores se pudo disfrutar de desfiles de moda temáticos y actuaciones de danza. Notable éxito tuvieron las actuaciones musicales de sopranos y tenores alumnos del Gran Teatro del Liceo, que interpretaron las piezas más emblemáticas de Verdi y Wagner. Acompañados de un piano y ubicados bajo La Pedrera, los cantantes ofrecieron más de 30 piezas sin interrupciones. El Auditorio participó en el evento con un cuarteto de clarinetes y una voz solista.

Otro atractivo de la noche fue la propuesta gastronómica: a los asistentes no les intimidó el frío y se crearon colas alrededor de la oferta de gofres gratuitos, chupachúps de langostinos y las tapas de algunos chefs con estrella Michelin.

La faceta más solidaria de la noche tuvo seguidores: además de la presencia de “tapas solidarias”, algunos peluqueros ofrecieron cortes de pelo a cambio de una aportación voluntaria destinada a la lucha contra el cáncer. En el espacio reservado a las instituciones, muchas entidades sin ánimo de lucro pudieron beneficiarse de la afluencia de público para explicar sus proyectos y distribuir su propaganda.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_