Diez asociaciones de mujeres crean la red de supervivientes de violencia de género

Las participantes en un congreso piden que no se hable de víctimas Proponen hablar de personas que superan la violencia

Un total de 10 asociaciones de apoyo a mujeres maltratadas de toda España se han unido en la federación RAMMAS (Red de Asociaciones de Mujeres Maltratadas Supervivientes) con el objetivo de ayudar a otras personas en su misma situación para lograr una vida digna y en igualdad. En el marco del I Congreso Internacional de Mujeres Supervivientes de Violencia Machista en Valencia, las cerca de 100 participantes han reclamado que no se les considere víctimas sino supervivientes de maltrato.

En España, una de cada diez mujeres ha sufrido malos tratos a lo largo de su vida, lo que eleva la cifra a cerca de 2.150.000 personas. Solo el 27% de ellas se atreve a denunciar al agresor y las participantes del congreso no quieren "guardar más minutos de silencio" sino demostrar que no son el problema "sino la solución".

"Tenemos recursos pero los estabamos utilizando para aguantar un maltrato. Somos mujeres muy fuertes, acostumbradas a trabajar bajo presión, que nos reponemos rápidamente a la frustración y que seguimos adelante. Si todas esas cualidades las enfocamos en nuestra recuperación personal, hacen de nosotras mujeres líderes de nuestro futuro", ha dicho Ana Bella, presidenta de la fundación homónima que organiza el congreso.

Su fundación ayuda a una media de 1.200 mujeres al año. "Las mujeres maltratadas muchas veces se quedan sin amigas y sin familiares por culpa del matrato y las ayudamos para que comiencen una vida nueva acompañadas por otra mujer superviviente", ha explicado la presidenta de la fundación, que también sufrió malos tratos. Ayer se produjo en Valencia la última muerte por violencia machista. "Si denuncias tienes una alternativa a la muerte, que es la vida. Y una vida feliz, en la que puedes ser una parte del cambio que queremos ver en el mundo".

Durante el congreso se ha pedido a los responsables de la Administración que junto a la palabra víctima se incluya la de "superviviente". "Nosotras no somos el problema, sino parte importante de la solución", ha asegurado Ana Bella, quien ha destacado la necesidad de inculcar valores de igualdad en los hijos, porque el 70% de ellos repite hábitos violentos cuando son adultos.

El congreso ha sido clausurado por el president de la Generalitat, Alberto Fabra, quien ha considerado "heroínas" a cada una de las mujeres que han sobrevivido al maltrato. La delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández y la consellera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, también han estado presentes en la clausura del congreso.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS