Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ortega pide “generosidad” a ERC para lograr consenso en la consulta

ICV acusa a los republicanos de querer tapar los Presupuestos con el proceso soberanista

Joana Ortega, vicepresidenta de la Generalitat.
Joana Ortega, vicepresidenta de la Generalitat.

Tras una jornada de decepción entre los partidos que defienden el derecho a decidir, por la incapacidad de CiU, Esquerra, Iniciativa y la CUP de pactar la vía para llevar la consulta al Congreso, los partidos han dirigido este miércoles sus críticas a ERC, a la que consideran culpable de frenar la votación parlamentaria que tenía que celebrarse el día 4 en el Parlament. Aunque en todos los grupos reinaba el optimismo, confiando en que finalmente serán capaces de llegar a un acuerdo para convocar la consulta. 

"La unidad estará para buscar la vía para hacer la consulta", ha dicho por la mañana la vicepresidenta del Gobierno, Joana Ortega, en una entrevista en TV-3. La presidenta de la Generalitat en funciones (Artur Mas está de viaje en la India) emplazó a todos los partidos, en especial a ERC, a actuar con "generosidad" para lograr el consenso. Ortega citó un consejo que recibió en su reciente visita a la región canadiense de Quebec. "Buscar por encima de todo un consenso", le dijeron. La vicepresidenta defiende el diálogo para lograr una consulta legal: "Lo que no se puede hacer es actuar de forma unilateral". 

Iniciativa también criticó a ERC por haber impedido el acuerdo sobre la petición en el Congreso de la cesión de competencias para convocar la consulta. El diputado ecosocialista Josep Vendrell ve intereses ocultos en la dilación de los republicanos: su objetivo, según el parlamentario, es que coincida la votación sobre el derecho a decidir en el Parlament con la aprobación de los Presupuestos, y así tapar los recortes incluidos en las cuentas de 2014. Los republicanos han negado que relacione la aprobación de las cuentas y la consulta. El portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, rechazó que el partido esté presionando al Gobierno con los Presupuestos: "El propio Mas ha dicho que nunca se ha sentido condicionado en ese sentido".

Las diferencias entre los partidos que defienden el derecho a decidir son subrayadas por los partidos contrarios. La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, acusó a CiU, ERC, ICV y la CUP de estar dando "un espectáculo lamentable y de división" que llevará al fracaso el proceso soberanista. "No saben hacia donde van. Están totalmente divididos y no están de acuerdo para realizar una consulta que es ilegal. La sociedad catalana está cansada de que el núcleo de la vida política catalana gire alrededor de una consulta ilegal, separatista, y que demuestra la profunda división de los partidos que la apoyan", ha apostillado Camacho.