Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
la noche de la empresa vasca

Carlos Delclaux, presidente de Vidrala, distinguido como mejor empresario vasco

Galardones a CIE Automotive, Orona y Smurfit Kappa Nervión

Carlos Delclaux, presidente del grupo especializado en la fabricación de envases de vidrio Vidrala,  ha sido distinguido como mejor empresario vasco 2012 por la Fundación Empresa Vasca y Sociedad.

Delclaux ha recibido la placa con tal distinción en el transcurso de la 22ª edición de la Noche de la Empresa Vasca, que se celebra en el Museo Guggengheim Bilbao con la asistencia de más de 300 representantes del mundo económico e institucional vasco.

En el mismo acto, la Fundación Empresa Vasca y Sociedad ha distinguido a la empresa CIE Automotive con su premio a la innovación empresarial, a Orona con su galardón Made in Euskadi, y a Smurfit Kappa Nervión con la Euskal Makila.

Con el reconocimiento como mejor empresario, el jurado de los premios ha valorado la trayectoria profesional de Carlos Delclaux (Bilbao, 1956) al frente del grupo Vidrala. El premiado asumió la presidencia de Vidrala en junio de 2002, cuando sustituyó a su tío, Álvaro Delclaux, que cumplió la edad fijada en los estatutos para el cargo.

La fundación destaca que su presidencia se ha desarrollado en la última década "con diferentes frentes abiertos y con la aplicación de una estrategia de ida y vuelta financiera que ha permitido que el grupo se convierta en una referencia internacional de su sector".

Con la crisis, el equipo de Delclaux ha reducido la deuda de la empresa en tres años de 257 a 160 millones (134 millones en la actualidad), lo que representa menos del 50% de sus fondos propios, que en el mismo período pasaron de 252 a 340 millones de euros.

En la actualidad, Vidrala emplea directamente a casi 2.000 personas y factura más de 450 millones de euros, la mitad en los mercados internacionales.

El premio a la innovación empresarial ha recaído en CIE Automotive, que integra, sólo en automoción, a cuatro centros de I+D y 69 plantas de fabricación de componentes en tecnologías de plástico, metal, forja, mecanizado o aluminio. El grupo cuenta con 20.500 empleados. El jurado de los premios ha valorado el trabajo de gestión en la empresa, que se compagina con "una apuesta intensiva en I+D y en sostenibilidad".

El premio Made in Euskadi ha sido para la cooperativa Orona, que el próximo año cumplirá 50 años de actividad, en los "se ha convertido en líder nacional del sector de elevación en una referencia europea e internacional", según los organizadores. Sus ascensores están instalados en más de 100 países y la empresa cuenta con 25 filiales propias en países europeos. Este año ha completado una operación estratégica con la compra de la empresa brasileña AMG Elevadores.

La fundación ha concedido la Euskal Makila a la firma Smurfit Kappa Nervión. El grupo irlandés Smurfit adquirió la empresa Celulosas Nervión al grupo Saint en 1994. Hoy en día, la fábrica vizcaína tiene unas ventas anuales superiores a 125 millones de euros y se mantiene como una empresa competitiva que emplea directamente a 290 trabajadores e indirectamente a más de 1.500. La fábrica produce unas 150.000 toneladas de papel al año, de las que exporta más del 80 %.