Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La independencia se estabiliza en Cataluña

La secesión sigue siendo la opción mayoritaria del 54,7% de los catalanes

ERC ganaría las elecciones y Ciutadans se alza sobre el PSC al tercer puesto

El souflé independentista parece haber tocado techo en Cataluña. El apoyo al secesionismo se estanca en un elevado porcentaje (54,7%) de los consultados en el sondeo que ayer publicó el Centro de Estudios de Opinión de la propia Generalitat.

En febrero de este año, el 54,7% de los encuestados por el CIS catalán se declaraban partidarios de la independencia, exactamente el mismo porcentaje que ayer. Aunque superando el 50%, y con algún repunte —en junio de 2013 era del 55,6%—, el techo parece estar cerca. El bloque soberanista —que agrupa no solo a indepedentistas y está integrado por CiU, Esquerra, ICV-EUiA y la CUP— capitalizarían siete de cada diez votos si se celebrasen elecciones autonómicas. El statu quo de Cataluña con respecto a España, solo recibe el apoyo de uno de cada cinco catalanes.

Pero todos estos datos suponen una reorganización interna de los votos dentro de cada bloque. Así, la hegemonía del nacionalismo de CiU que ha primado en Cataluña desde que hay democracia —con excepción de los siete años de gobiernos tripartitos— salta por los aires y el sondeo del CEO marca el relevo de Esquerra. Los republicanos de ERC capitalizan el descontento de un sector de la ciudadanía por la crisis económica y que ve en el independentismo la solución.

Si el claro mensaje independentista de Esquerra consolida su posición, lo mismo ocurre en el polo opuesto con Ciutadans, que con su discurso a favor de la unidad de España se situaría en tercera fuerza en el Parlamento catalán y casi doblaría en escaños sobre los nueve actuales.

Desde las elecciones de hace un año el partido de Oriol Junqueras ha empujado a CiU a acelerar el proceso soberanista y ha apoyado a pies juntillas todas las manifestaciones en la calle convocadas por la Asamblea Nacional Catalana (organismo social que propugna la independencia). Al tiempo, ERC ha hecho de socio parlamentario en apoyo de los recortes en educación, sanidad y servicios sociales, pero sin sufrir el desgaste que supone gobernar, con el único objetivo de acelerar el proceso soberanista que desde ERC se dibuja como el único capaz sacar a Cataluña de la crisis .

Esa táctica ha dado sus frutos, pues la encuesta consolida el sorpasso de los republicanos en detrimento de CiU. Además, Esquerra es el partido catalán con el mayor índice de fidelización de electorado (82,5%), capaz de arrebatar a CiU el 21,5% de sus votantes. Los independentistas, además, han logrado que CDC haga oídos sordos a los llamamientos de Unió, el socio de federación, para moderar su discurso soberanista, como ha venido reclamando Josep Antoni Duran Lleida.

El desgaste de CiU alcanza también a PP y PSC. Los populares son los grandes perjudicados del auge de Ciutadans y por la gestión de Mariano Rajoy de la crisis económica, mientras que los socialistas se desangran por todos los flancos y parece no cuajar en el electorado su propuesta federal. Desde que hay democracia el PSC había ganado todas todas las generales hasta las celebradas en 2011 y ahora verían reducidos los 25 diputados de 2008 a un tercio.

Más información