Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
cine

Gutiérrez Aragón dejó el cine porque “ya no provoca reacciones”

La actriz Ángela Molina entregará este viernes el Mikeldi de Honor de Zinebi al cineasta y escritor

Manuel Gutiérrez Aragón, en el Teatro Arriaga, en Bilbao.
Manuel Gutiérrez Aragón, en el Teatro Arriaga, en Bilbao.

El director Manuel Gutiérrez Aragón, retirado del cine, ha dicho este jueves que lo dejó porque el séptimo arte "ya no provoca reacciones como antes, ya no se habla de las películas en la oficina", ha lamentado. Gutiérrez Aragón recibirá este viernes en el Festival de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao,  Zinebi, el Mikeldi de Honor en la gala de clausura. La actriz Angela Molina, protagonista de varias de sus películas, será la encargada de entregarle el premio.

El director, ahora dedicado a escribir novelas, ha vuelto en la capital vizcaína a sus inicios, ya que fue en el mismo festival Zinebi donde presentó su primera obra, el cortometraje El último día de la humanidad, en una proyección pública a la que asistió toda su familia venida desde Cantabria.

Ahora, ha bromeado, le dan un premio "casi póstumo", porque está retirado. Desde esa posición, ha repasado la situación del cine actual. Tras escuchar que la organización le daba el premio por su cine "libre y exigente", el cineasta ha reconocido que "otra cosa no, pero -ha subrayado- mis películas han sido audaces. Ahora en el cine todo es menos posible". "Antes los productores eran cineastas; el director hablaba solo con el productor y este se encargaba de lo demás, ahora se pasan más filtros, por la televisión, y ya no es lo mismo", ha reflexionado.

Y, ha añadido, "el público también ha cambiado: yo me dediqué al cine porque unía a la belleza plástica la crítica social que calaba bastante en el espectador, y son dos cosas que se han ido perdiendo". Ahora, "las películas se hacen pensando en la televisión: la puesta en escena tiene menos importancia que los diálogos y el argumento, y respecto a su influencia social, tampoco la veo muy clara, simplemente porque hay muchas cosas que ver, muchas cosas para salir de casa, no es que el cine sea mejor o peor".

"Ahora me produce una gran decepción el que nuestras películas se pasan en las salas sin encender reacciones. Es verdad que ahora la gran sala del cine es la televisión y la ve muchísima más gente que antes, pero no es lo mismo. Antes había un debate, porque las películas se comentaban en la oficina, que es donde siempre se ha hablado de cine"h aañadido.  Aunque también, ha reconocido, "ahora es más fácil hacer una película. Ahora una película en digital se hace entre unos cuantos amigos, incluso con el móvil, se cuelga en Internet y lo ve mucha gente". "La cosa ha cambiado y habrá que adaptarse, pero yo no me adapto", ha resumido.