Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía no se opone a la excarcelación de Miguel Ricart

La acusación popular discrepa y pide a la Audiencia que requiera a la cárcel más información

Miguel Ricart, en el juicio por el crimen de Alcàsser en 1997.
Miguel Ricart, en el juicio por el crimen de Alcàsser en 1997.

Miguel Ricart, El Rubio, está a un paso de la calle. La Fiscalía de Valencia ha comunicado este miércoles en un escrito que no se opone a la excarcelación del único condenado a 170 años de cárcel por el secuestro, violación y asesinato en noviembre de 1992 de las adolescentes Miriam García, Toñi Hernández y Desirée González.

El pronunciamiento, considerado determinante, se produce después de que la Audiencia de Valencia preguntase a las partes del caso Alcàsser –fiscalía, acusación y defensa- sobre la puesta en libertad del delincuente. El trámite arrancó tras la anulación de la doctrina Parot por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo. La Audiencia dispondrá en unos días de los escritos de las partes para emitir su decisión, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano.

El anuncio de la Fiscalía ha sentado como un mazazo en la acusación popular que ejerce la Asociación Clara Campoamor. “La resolución es demoledora”, ha lamentado la abogada Luisa Ramón. La letrada considera que la Audiencia de Valencia “todavía no ha recibido un listado detallado de las redenciones de Ricart”. Se trata de una documentación requerida para intentar alargar la estancia en del delincuente en la cárcel de Herrera de la Mancha, Ciudad Real. “Lo remitido no responde a lo solicitado”, ha criticado Ramón.

La Fiscalía, en cambio, considera que es correcta la liquidación de la condena que se ha aplicado al reo.

Ricart fue sentenciado en 1997 por el triple crimen de Alcàsser. Debió ser excarcelado en 2011. Pero en abril de 2010, la Audiencia de Valencia le aplicó la doctrina Parot. Sus beneficios penitenciarios se computaron a partir de entonces sobre los 170 años a los que fue condenado y no respecto a los 30 años de tope que fijaba el Código Penal de 1973, que era el vigente cuando se produjo el suceso. Con la aplicación de la doctrina Parot, el delincuente tenía fijada su fecha de salida de prisión el 19 de enero 2023.