Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incautados 10 millones de euros a unos narcos y decomisados 518 kilos de cocaína

Es una de las mayores incautaciones de dinero tras la aprehensión de 25 millones en 2011

Dos de los arrestos se produjeron tras cortar la A-3 en Villarejo de Salvanés

La droga entró en un contenedor por el puerto de Valencia

VÍDEO: ATLAS

Un total de 10 millones de euros en billetes de todas las cantidades y en cajas repartidos por un chalé de Valencia, junto con 518 kilos de cocaína de alta pureza. Eso es lo que ha decomisado la Brigada de Policía Judicial de Madrid en un chalé de la localidad valenciana de Picanya y en una furgoneta que circulaba por Villarejo de Salvanés (Madrid). Este alijo monetario es uno de los más importantes procedentes del narcotráfico en los últimos años, ha informado esta mañana el jefe accidental de la Brigada, el comisario José Luis Conde.

Las investigaciones se iniciaron hace tres meses al detectar que un ciudadano colombiano, René R. R., de 45 años y que residía en el barrio de Sanchinarro de la capital, llevaba un nivel de vida muy alto, pese a no tener ninguna actividad laboral o empresarial. Los agentes le estuvieron vigilando en su domicilio hasta que vieron la llegada de una furgoneta tipo pick-up de color negro. El conductor miró hacia todos los lados para comprobar que no le vigilaban. A los pocos días salió este vehículo escoltado de un Volkswagen Golf cuyos ocupantes también tomaron importantes medidas de seguridad.

Los dos vehículos tomaron camino a Valencia, seguidos por los policías madrileños. Estos avisaron a sus colegas de la costa levantina, ya que estaban convencidos de que podría tratarse de un pase de droga. Los tres individuos contactaron con otros en una zona comercial y uno de estos  últimos se llevó la furgoneta hasta un chalé de Picanya. Allí cargaron 66 kilos de droga en una caleta (dobles fondos) practicada en la parte descubierta de la furgoneta, ha destacado el comisario Conde.

Los policías de Madrid siguieron a los presuntos delincuentes y ya en la Comunidad de Madrid, a la altura de Villarejo de Salvanés, los interceptaron. Allí les dieron el alto e intentaron detenerlos. Los narcos entraron en el pueblo e intentaron huir, pero al final fueron apresados.

Mientras, otros agentes entraron con autorización judicial en la vivienda de Picanya, donde la policía encontró el resto del estupefaciente (452 kilos de cocaína). La casa llevaba alquilada desde hace cuatro meses. La sorpresa llegó cuando los funcionarios abrieron unas cajas que había repartidas por el chalé. Estaban llenas de billetes de 10, 20, 50, 100, 200 y 500, empaquetados listos para meterlos en un contenedor y mandarlos a Colombia. Según ha explicado el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, esta cantidad supone la totalidad de todo el dinero incautado el año pasado por narcotráfico.

Los cinco detenidos en esta operación, llamada Lucky, son de nacionalidad colombiana (dos), guatemalteca (otros dos) y un español. Dos de ellos tienen antecedentes por delitos similares. “La forma de actuar de los narcos ha cambiado. Ahora se actúa mucho por encargo a través de un representante. Vienen con la droga, recogen el dinero y se marchan de nuevo”, ha descrito el comisario accidental de la Brigada de Policía Judicial.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >