Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cartagena logró retrasar cuatro años la entrada en prisión

El exconsejero del PP apenas pasó tres meses en la cárcel antes de lograr el tercer grado

El exconsejero del PP Luis Fernando Cartagena logró retrasar, gracias a una petición de indulto ante el Ministerio de Justicia, el ingreso en prisión durante cuatro años.

Cartagena fue condenado en 2002 a cuatro años de cárcel por apropiarse indebidamente, durante su etapa como alcalde de Orihuela, de 49.000 euros que una congregación religiosa donó al Ayuntamiento. El exconsejero, que ocupó la cartera de Obras Públicas con Eduardo Zaplana entre 1995 y 1998, recurrió el fallo de la Audiencia Provincial de Alicante al Tribunal Supremo, que tardó otros dos años en ratificar la sentencia en todos sus extremos.

El exalcalde y exconsejero Cartagena tramitó pocas semanas después del fallo del Supremo una petición de indulto ante el Ministerio de Justicia. Una petición que tardó casi cuatro años justos en resolverse. Entre la denegación del indulto y el ingreso en prisión de Luis Fernando Cartagena todavía transcurrió otro mes y medio.

El exdirigente del PP ingresó en el Centro Penitenciario Alicante II, en el término municipal de Villena, a mediados de julio de 2008. Probablemente, el mismo centro en el que tendrá que ingresar el exalcalde de Torrevieja Pedro Hernández Mateo, que además ha alegado en su petición de indulto motivos de salud.

Tras demorar el ingreso en prisión, Luis Fernando Cartagena solicitó a los pocos días su traslado a la prisión de Albacete. Allí, y con el informe favorable de la junta de tratamiento de la prisión albaceteña, accedió al tercer grado penitenciario apenas tres meses después de ingresar en la cárcel. Una medida que le permitió cumplir el resto de la pena en su domicilio particular en Valencia, supervisado mediante una pulsera de control telemático.