Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta entrega papeles de Dorado sin incluir los contratos de Feijóo en el Sergas

El Gobierno se limita a detallar al Parlamento las adjudicaciones que ya se conocían

Siete meses y medio después de que estallase el escándalo por la vieja amistad del ahora presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con el contrabandista Marcial Dorado, el Gobierno gallego ha remitido documentación detallada al Parlamento sobre adjudicaciones de la Administración autonómica a empresas del capo arousano en los últimos 20 años. Pero en el envío vuelven a faltar los papeles que la oposición reclama sin éxito desde la pasada primavera, los contratos de los hospitales públicos en los años noventa, cuando Feijóo dirigía el Servizo Galego de Saúde (Sergas) y compartía viajes y fiestas con el ahora encarcelado por narcotráfico. La Xunta se limita a incluir los expedientes completos de las adjudicaciones y ayudas de las consellerías a empresas de Dorado, cuyas cuantías ya había hecho públicas a finales de abril.

La forma en que llegaron los documentos a la Cámara ha indignado a los grupos de la oposición. Sin que nadie se lo hubiese comunicado oficialmente, los diputados y la propia presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, se enteraron del envío el pasado jueves por una información de La Voz de Galicia. Tanto los socialistas como AGE trasladaron su malestar a Rojo, quien, según fuentes de ambos grupos, se excusó alegando que la información había salido de la Xunta. El interés del Gobierno gallego en difundir que entregaba a la Cámara “cientos de documentos” sobre las relaciones comerciales con Dorado se tradujo también en una infrecuente incursión informativa de TVG en este caso con la emisión de una noticia en el telexornal del mediodía del jueves para dar cuenta de la iniciativa de la Xunta.

El pasado 26 de abril, después de casi un mes de fuertes presiones de la oposición, Feijóo ordenó enviar al Parlamento, en respuesta a una iniciativa de AGE, una relación de contratos y subvenciones de diversas consellerías a empresas de Dorado desde 1994. Se trataba de un mero inventario, sin el aval de ningún funcionario, que únicamente llevaba la firma del director general de Relacións Institucionais de la Xunta, Gonzalo Ordóñez. De ese listado se deducía que empresas de Dorado habían recibido 157.324 euros durante el Gobierno de Fraga, 125.097 en la etapa del bipartito —la mayoría, por las indemnizaciones repartidas a todos los negocios de Arousa afectados por un temporal— y, ya con Feijóo de presidente, apenas 5.100 euros. Cuando la oposición recriminó entonces a Feijóo que le hubiese entregado “una simple hoja” con un listado de contratos, el presidente llegó a decir que los expedientes anteriores a 2003 habían sido destruidos, práctica habitual, según él, en la Administración.

La documentación remitida ahora consta del expediente completo de cada uno de esos contratos o subvenciones, con los justificantes aportados por el solicitante y los informes de los funcionarios de la Administración. Algunos de esos expedientes que llegaron al Parlamento el pasado jueves fueron elaborados en la Xunta durante los meses de julio y agosto, según consta en los sellos con sus registros de salida.

En la documentación falta, sin embargo, lo más sustancial de lo que han venido reclamando los grupos de la oposición: los contratos de los hospitales públicos en los años noventa. La pasada semana, Feijóo ya declaró que sería “un disparate” revisar las compras de los hospitales “durante 20 años”. Lo que en realidad le pide la oposición son los contratos de suministro de combustible —Dorado tenía empresas en ese sector— y de equipos informáticos en la década de los noventa.

“Seguiremos insistiendo hasta conocer toda la información”, ha advertido el portavoz socialista, José Luis Méndez Romeu. “Feijóo anuncia una y otra vez su disposición a la transparencia, y una y otra vez intenta engañar y esconder la verdad”.