Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuenteovejuna rejuvenece

El proyecto Teatro Joven se estrena en Madrid con una versión del clásico de Lope

Dos de los intérpretes de 'Fuenteovejuna' sobre las tablas del teatro Conde Duque. Ampliar foto
Dos de los intérpretes de 'Fuenteovejuna' sobre las tablas del teatro Conde Duque.

Un escenario limpio con solo una mesa larga al fondo a la izquierda y una pantalla grande que baja del techo. Los once jóvenes que aparecen se ponen a caminar de un lado a otro, esquivándose. Solo uno de ellos permanece en el centro agachado, abrochándose los cordones de los zapatos. Hay música en directo. Los caminantes van poco a poco aumentando la velocidad, hasta que todos se ponen a correr como desesperados. El grito contra la injusticia y la tiranía está a punto de empezar. Es el Fuenteovejuna de Lope de Vega, una de las obras clásicas colectivas del Siglo de Oro con la que se estrena en Madrid el proyecto Teatro Joven, una iniciativa que busca luchar contra la desafección de los más jóvenes hacia el teatro. Fuenteovejuna, que se representará hasta finales de este mes en el teatro Conde Duque, es la primera de las obras de este ambicioso proyecto que nace de la colaboración entre el Conde Duque y la asociación cultural Jóvenes al Teatro, junto con los institutos y colegios de la comunidad. Es todo un feliz casamiento entre pedagogía y cultura, resaltan José Luis Arellano y David Peralto, almas entusiastas de esta compañía, formada por 30 jóvenes, ninguno por encima de los 22 años, que tiene clara vocación de futuro. En enero, le tocará el turno a una obra escrita expresamente para esta compañía, Invasión, de Guillem Clua, y en abril se representará Superhéroes,de José Manuel Mora.

No han tenido nada más que mirar al Reino Unido, donde los patios de butacas de los teatros están a reventar de gente joven. “Llevan 60, 70 años formando a jóvenes, como demuestra el National New Theatre de Londres, y que han logrado un efecto llamada al público adolescente con lo que, poco a poco, han logrado consolidar un sólido tejido industrial”, defiende Peralto, en un descanso de los ensayos. Pero no solo, advierte Arellano, director de la representación, es la formación de intérpretes. “Nuestro objetivo es el de formar una compañía completa, con utilleros, directores artísticos, músicos, escenaristas, profesionales de la comunicación, todo con la finalidad de crear un tejido teatral juvenil…”.

La elección de un clásico para iniciar esta apasionante aventura viene marcada por la universalidad y la vigencia de esta historia escrita por Lope de Vega a principios del siglo XVII. “Es una obra que habla del poder, de la lucha por la justicia y contra la tiranía y los abusos, del amor, de un mundo que se acaba y otro que comienza. Es una historia con la que los jóvenes de hoy se pueden identificar por ese cambio de época que están percibiendo. Por desgracia, tras vivir años de bonanza y toparse con una crisis brutal, los actores y toda la compañía han entendido muy bien lo que es Fuenteovejuna, una obra con muchas pulsiones actuales”, defiende Arellano.

A Víctor, Ana, Ángela o Raúl, y al resto del elenco, les gusta tanto subirse al escenario como asistir por las mañanas a distintos institutos y escuelas y defender ante chavales de 14 y 15 años las maravillas del teatro y transmitirles la pasión que ellos han encontrado en estas obras, e invitarles a compartir esta aventura. Ninguno de los actores de esta compañía tiene más de 22 años. Será por eso que, según les dicen los profesores, a ellos les hacen más caso. “Todo se lo decimos de corazón. Les contamos que el teatro no es una cosa de viejos, que la trama de Fuenteovejuna es muy cercana a ellos, que van a disfrutar y se lo van a pasar bien”, asegura Ángela Martín, madrileña de 19 años. “Lo importante es que nos vean”, añade el Comendador de la obra, Víctor de a Fuente, madrileño de 21 años. “Vendemos nuestra pasión”, dice Ana Cañas, cántabra de 20 años. Mensajes que esconden también la energía del trabajo y de la fortaleza. “Si queréis podéis. Nosotros estamos aquí porque hemos luchado por los que nos gusta”.

Tienen previstas 24 representaciones matinales, dirigidas a los escolares, y nueve vespertinas para el público general. Todo para abrir boca y con un objetivo grandioso pero posible. “El teatro es una herramienta eficaz para impactar a los jóvenes, porque no tenemos futuro como país si no conseguimos que los jóvenes se acerquen a la cultura”, sentencia Peralto.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram