Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco detenidos y ocho contenedores quemados en la última noche

La policía, que desvincula lo ocurrido con la huelga de limpieza, arresta a cuatro personas en Vallecas y a otra en Arganzuela. Los agentes identifican a otras cinco durante la madrugada.

La Policía Nacional ha detenido esta madrugada a cinco personas acusadas de quemar y tirar basura por las calles de Madrid, en la quinta jornada de la huelga de recogidas de limpiezas que vive la capital. Según han informado fuentes policiales, cuatro han sido arrestados en el distrito de Puente de Vallecas y otro en el de Arganzuela. Están acusados de daños y de desórdenes públicos. Han sido trasladados a la Brigada Provincial de Información, con sede en Moratalaz, donde están pendientes de prestar declaración.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid han desvinculado a mediodía que los arrestados estén relacionados con piquetes de huelguistas y han señalado que se trata de personas ajenas al conflicto laboral, según se desprende de las primeras investigaciones.

Los arrestados son Miguel C.B., Alberto H.L., Sara F.B., Rafael M.R. y José Tomás P.B, todos ellos de entre 21 y 30 años. La primera detención se produjo a las cuatro y media de la madrugada en el distrito de Arganzuela, mientras que las cuatro restantes fueron dos horas después en Vallecas, según las citadas fuentes. Los agentes les han decomisado mecheros y rotuladores. Todos ellos quedarán en libertad con cargos tras prestar declaración, pendientes de que les cite el juzgado de guardia.

La policía también ha identificado a otras cinco personas por actos de vandalismo: Dos en Chamberí, dos en Chamartín y otro en Arganzuela. Además, se han registrado quemas de contenedores y de papeleras junto con basura tirada en distintos puntos de Chamartín, Latina y Chamberí.

Estas detenciones se unen a las cinco registradas el primer día cuando fueron sorprendidos cinco personas en el distrito de Carabanchel que estaban quemando contenedores justo en el inicio de la huelga, en la madrugada del pasado sábado. Tras pasar a disposición de la Brigada de Información, quedaron en libertad con cargos.

La Policía Municipal, por su parte, ha reforzado esta noche la presencia en los distritos más céntricos de la capital para evitar que los jóvenes hicieran botellón e incrementaran los problemas de suciedad y acumulación de basuras que está sufriendo la capital desde el comienzo de la huelga. Esta tiene carácter indefinido.