Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rascacielos camino a casa

El presentador y actor, que actúa en ‘¿Cómo están ustedes? 2.0’ en el Nuevo Apolo, se deja fascinar por los teatros y la pinacoteca más grande de España

Carlos Sobera, en el teatro Nuevo Apolo. Ampliar foto
Carlos Sobera, en el teatro Nuevo Apolo.

1. Teatro Infanta Isabel. En este escenario me estrené como actor en Madrid. Fue en 2000, el año en el que todos los sistemas informáticos iban a colapsar. Nunca me olvidaré de esa experiencia que me trae tan buenos recuerdos. Además, prueba que Madrid tiene una riquísima vida cultural (Barquillo, 24).

2. Hotel Palace. Es una joya arquitectónica, lujoso, pero popular, ya que cualquiera puede permitirse tomarse un café. Cuidan mucho al cliente, pero respetan su espacio. Sus salas, tan cómodas como bonitas, favorecen las conversaciones y, lo que es más importante, las negociaciones. Desde mi punto de vista, todos los que visiten Madrid deberían venir a conocer este magnífico hotel (Plaza de las Cortes, 7).

3. Museo del Prado. Para mí, es la mejor pinacoteca del mundo. A diferencia del Louvre, es acogedor y cercano, donde el visitante se siente como en casa. Cuando voy, no dejo pasar la oportunidad de ver los velázquez, uno de los mejores pintores de todos los tiempos. Definitivamente, el Prado es mi refugio mental en la ciudad (Paseo del Prado, s/n).

Vasco polifacético

Antes que presentador y actor, Carlos Sobera (Bilbao, 1960) fue profesor universitario de Derecho Civil. Ahora, se sube al escenario para interpretar una obra infantil que rinde homenaje a Gabriel Aragón, más conocido como el Payaso Gaby.

4. El 'skyline' de Madrid. Los rascacielos de esta ciudad me recuerdan a mi tierra. Siempre que voy de camino a Bilbao paso junto a las cuatro torres y pienso: “Unos kilómetros más y estás en casa”. Me dan ganas de pisar el acelerador para llegar antes. Una vez subí a lo más alto de unas de las torres, la PwC. Las vistas desde allá arriba son, sencillamente, alucinantes.

5. Café Gijón. Me he reunido innumerables veces con productores y representantes en este café. Me gusta su connotación histórica relacionada con artistas de otro tiempo. De hecho, me encantaría haber conocido su época dorada, pero sin participar en ella, solo como un mero espectador de lo que allí ocurría (Recoletos, 21).

6. El Retiro. Reconozco que no lo paseo demasiado y, sin embargo, siempre lo tengo en mente. Es un parque que me atrapa y me libera. Uno de los pocos sitios en Madrid donde encuentro cierto desahogo. No tiene nada que envidiarle a Central Park (Nueva York) o Hyde Park (Londres).

7. Estadio Santiago Bernabéu. El primer equipo de España es el Athletic de Bilbao, pero permitimos que el Real Madrid sea el segundo. Es un equipo que me cae simpático, aunque debo reconocer que siempre que he visto un partido aquí, hemos perdido (Concha Espina, 1).

8. Teatro Nuevo Apolo. Es un espacio muy interesante y sus condiciones son extraordinarias. Por eso, lo hemos elegido para presentar la obra ¿Cómo están ustedes? 2.0, en el que Los Gabytos y yo rendimos homenaje al payaso Gaby. Me gustaría convertir alguna vez esta función en un programa de televisión para educar a los niños con personas de verdad. (Tirso de Molina, 1).

9. Gran Vía. Es una mezcla romántica, simbólica y poética de la decadencia y la vitalidad más absoluta. Decadencia porque los edificios no están muy cuidados y vitalidad porque no encontrarás otra calle en la que haya tanto movimiento de gente.

10. Puerta de Alcalá. Su hermosa arquitectura representa nuestro pasado. Nos recuerda que éramos un país puntero, de reyes, de victorias. Además, desde su privilegiada posición, las vistas nocturnas son maravillosas. Es normal que le hayan dedicado más de una canción.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram