Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decomisados un millón de productos falsificados en el polígono Cobo Calleja

La mercancía incautada habría supuesto unos 5,5 millones de euros de ingresos

La policía detiene a seis personas de nacionalidad china

Un almacén y una nave abandonada eran los lugares elegidos por una organización dedicada a la venta de productos falsificados, que se había instalado en el polígono industrial de Cobo Calleja, en Fuenlabrada. La banda, a la que se le ha incautado 1,1 millones de productos falsificados -entre objetos infantiles y productos de lujo-, intercalaba pegatinas y productos originales con los piratas para dar sensación de que todos eran auténticos, según ha informado esta mañana la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Las investigaciones comenzaron al detectarse un incremento de productos falsificados y comprobar que había un grupo formado por seis personas de nacionalidad china que podrían estar de estas ventas. Los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, vigilaron a este grupo, que se caracterizaba por vender copias de altísima calidad y cuya comprobación de autenticidad resultaba especialmente complicada. 

La base de operaciones la habían montado en un local del polígono Cobo Calleja. Para no levantar las sospechas, tenían las muestras falsificadas en una nave abandonada a la que solo acudían con los clientes interesados. La policía también comprobó que utilizaban una furgoneta aparcada en un punto muy alejado del local de venta para hacer los repartos y así no ser vigilados. Para dar mayor veracidad a sus productos, colocaban pegatinas y originales entre los primeros productos de los lotes.

También contaban con otro local que utilizaban como almacén transitorio donde guardaban toda la mercancía que iban a vender o entregar en fechas próximas. El grueso del género falsificado lo mantenían en otro polígono para que no se les pudiera relacionar con la venta ilícita.

Los agentes de Policía Judicial, tras desentramar toda la organización, realizaron siete registros en naves y locales de la zona sur y hallaron 1.140.967 artículos falsificados, entre productos infantiles y objetos de lujo. Los detenidos son cinco hombres y una mujer de nacionalidad china, de entre 21 y 46 años, acusados de un delito contra la propiedad industrial. Todos ellos han quedado en libertad con cargos, pendientes de ser citados por el juez que instruya el caso.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram