Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Mi vocación es dejar cada vez más responsabilidades”

El dirigente socialista espera que la Conferencia Política del PSOE no quede sepultada por el debate sobre cuándo celebrar las primarias

Rodolfo Ares.
Rodolfo Ares. Efe

El secretario de Organización del PSE, Rodolfo Ares, adelanta que no tiene ninguna voluntad de incorporarse a la política nacional, sino que más bien va a dar "pasos atrás" e irá dejando las responsabilidades en el partido.

Ares comenta en una entrevista con Efe que la Conferencia Política del PSOE del próximo fin de semana debe suponer "el final de la travesía del desierto" para los socialistas. Ares no sabe si Patxi López se presentará o no como candidato a las primarias socialistas, una decisión que "corresponde únicamente a Patxi López y no es fácil". "Es importante y trascendente para el conjunto de los socialistas, la ciudadanía y para él", opina.

Lo que sí tiene claro Ares es su caso: "No tengo ninguna voluntad de incorporarme a la política del conjunto de España, de Madrid, para entendernos". "He formado parte de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE durante más de ocho años, he ido dando pasos atrás y mi decisión personal es ir dando otros pasos atrás en los próximos años", recalca.

Siguiendo esta lógica, Ares descarta que, en caso de que López se vaya a Madrid, pueda sucederle como secretario general de los socialistas vascos: "Radicalmente no. Mi vocación es dejar cada vez más responsabilidades, ayudar al partido a que vuelva a contar con la confianza de los ciudadanos, pero sin asumir más responsabilidades de las que tengo, sino todo lo contrario, ir dejando algunas".

Tras 30 años en la política —empezó como concejal en el Ayuntamiento de Bilbao en 1983— y después de haber sido secretario de Organización de tres secretarios generales —Ramón Jáuregui, Nicolás Redondo Terreros y Patxi López— y consejero de Interior, Ares cree que cercano a cumplir 60 años —en junio—, es el momento de iniciar la retirada de la primera línea. "Siempre he creído que hay que retirarse cuando toca la edad, no forzar el seguir, y sí, se podría decir que voy para la prejubilación", bromea.

Antes, intentará que sea un éxito la Conferencia Política del PSOE del 8 al 10 de noviembre, un foro que "tiene que ser el momento en el que el socialismo español atraviese por fin el desierto, para abordar un nuevo tiempo para conseguir la confianza y el respaldo de la ciudadanía".

Ares espera que la conferencia no quede sepultada por el debate sobre cuándo celebrar las primarias para elegir candidato a la presidencia del Gobierno. Las primarias se discutirán en la conferencia, admite, "pero espero que sea sobre su regulación, como fijar el número de avales que tiene que recoger cada candidato o en qué plazo, o el tiempo de campaña". "Otra cosa [fijar la fecha] no le corresponde a la conferencia, porque el calendario le corresponde al Comité Federal, que parece razonable que se convoque después de la conferencia", sostiene.

Respecto a las intenciones de dirigentes como el madrileño Tomás Gómez de sacar el debate de las primarias en la conferencia, Ares ha opinado que "tiene derecho a hacerlo". "Yo intentaré sacar el debate de la regulación bien hecha de las primarias, de la participación de la gente y de buscar el consenso", señala. El dirigente del PSE no se ha querido pronunciar sobre cuándo prefiere él las primarias: "Hay que ponerlas en marcha cuando el PSOE considere que son más rentables y eficaces para el partido. Hay razones y ventajas para unas fechas u otras, pero lo que importa es que se haga por consenso".

Más información