Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig propone que las sedes socialistas sean “zona segura” para maltratadas

El PSPV acusa al Gobierno de "ocultar" y marginar el problema de la violencia de género

El PSPV propondrá en Conferencia Política del PSOE que se celebra el próximo fin de semana que todas las sedes del partido se conviertan en "zona segura" de atención, solidaridad y asesoramiento a las mujeres víctimas de la violencia machista.

Así lo ha propuesto esta mañana en Valencia el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, tras reunirse con la portavoz socialista de Igualdad en el Congreso, Carmen Montón, y otros miembros del partido relacionados con la política de igualdad para abordar el problema de la violencia de género.

Puig también planteará en la Conferencia "distintas actuaciones" en las instituciones para "que se visibilice este gran problema que tiene el país", porque "debe volver a la agenda política y no a la sección de sucesos", una circunstancia de la que ha culpado al PP.

La propuesta coincide con la detención de un hombre esta mañana en Villanueva de la Jara (Cuenca) por el homicidio de su esposa, ocurrido la pasada madrugada.

Puig ha reivindicado que tanto la ley de igualdad como la integral de violencia de género "sean ejecutadas en su integridad" porque, en su opinión, el Gobierno de Mariano Rajoy está haciendo "una ejecución bajo mínimos cuando tienen mucha potencialidad".

El socialista ha defendido que la "lacra" que supone la violencia machista "debe volver a estar en la primera página política y no en la de sucesos, donde la ha colocado el PP", y ha pedido un pacto de "todas las fuerzas políticas y sociales" para lograr "erradicar este problema central de la sociedad española".

El secretario general se ha referido a los "preocupantes datos" de violencia machista de los últimos diez años, en los que "699 mujeres perdieron la vida víctimas de esta lacra".

Además, ha destacado y lamentado la muerte de 42 mujeres en 2013, tres de ellas solo en el último mes en la Comunidad Valenciana -en Paiporta, Torremanzanas y Vila-real-. Es un año en el que también han fallecido ocho menores por crímenes machistas.

Ante esta situación, ha afirmado que el PP trata de "ocultar el problema", porque ha "conseguido marginar de la agenda política la violencia de género".

En ese sentido, ha denunciado que "la violencia de género continúa siendo para el PP un tema privado, después de todos los esfuerzos que se hicieron para visibilizar este problema", y ha insistido en que "no se puede continuar mirando hacia otro lado".

"¿Alguien puede pensar que tras 42 asesinatos en España este año nos podemos quedar sin hacer nada o que es una cuestión privada?", se ha preguntado, y ha considerado que "nada puede superar el drama que significa el asesinato de mujeres por el hecho de ser mujeres".

En este sentido, ha denunciado que las reformas legislativas del PP no cuentan con una "visión de género para superar este problema, más bien al contrario", y ha puesto como ejemplo la reforma de los Ayuntamientos, que "quita las competencias a los consistorios, sin que puedan dar respuesta inmediata a las mujeres".

Puig también ha criticado la "contrarreforma judicial", que "quita posibilidades a las mujeres de denunciar adecuadamente estos graves casos de violencia", y la supresión de la asignatura de Educación para la Ciudadanía en la reforma educativa.