Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los radares multan desde hoy a los vehículos con la ITV caducada

En la red viaria catalana hay 227 dispositivos fijos y 19 lectores de matrículas

La multa por esta infracción es de 200 euros

Los 227 radares fijos de la red viaria catalana multarán desde hoy también a los vehículos que no tengan la ITV al día, siempre que sean previamente sorprendidos rebasando el límite de velocidad permitida, según ha anunciado a Efe el director del Servicio Catalán del Tráfico (SCT), Joan Josep Isern.

Esta medida se aplica cuando se está a la espera de que en las próximas semanas también multen a los vehículos sin la ITV los 19 lectores de matrículas repartidos por la red viaria catalana, que actualmente llevan a cabo funciones estadísticas para detectar el número de vehículos que transitan por una vía, según Isern.

La información de la matrícula obtenida tanto por los radares de velocidad como por estos 19 lectores se cruza posteriormente con una base de datos de la DGT, en la que figuran alrededor de medio millón de vehículos de Cataluña que no tienen la ITV al día.

Un 20% de los vehículos que pasaron la ITV el pasado año no lo hizo a la primera

De hecho, Tráfico ha enviado en los últimos meses medio millón de cartas personalizadas a los propietarios de estos vehículos, advirtiéndoles de la necesidad de superar la inspección, para garantizar así la seguridad viaria.

A partir de hoy, Tráfico enviará un último aviso a los vehículos que sean detectados por los 19 lectores de matrícula sin la correspondiente ITV, hasta que dentro de unas semanas pasen a ser directamente multados con 200 euros, como ya ocurre desde hoy con los que son sorprendidos por los radares con un exceso de velocidad.

Además, a estos 19 lectores se les añadirá a partir de diciembre o enero próximo los que controlarán la velocidad por tramos en un tramo de unos cinco kilómetros entre Sant Carles de la Ràpita y Amposta, en la N-340 en Tarragona; y en otro de cinco kilómetros entre Sils y Llagostera, en la C-65, en Girona.

En ambos casos, el detector de matrículas que se sitúa al inicio y al final de cada tramo para medir la velocidad media del trayecto también servirá para cruzar los datos de la matrícula con la base de datos de la DGT para comprobar si tiene al día o no la ITV y, si no la ha superado, multarle.

Con la entrada en funcionamiento del control de la velocidad por tramos en Sant Carles de la Ràpita/Amposta y en Sils/Llagostera, este sistema se utilizará por primera vez fuera de los túneles en Cataluña, ya que desde el año 2009 se aplica en el Túnel de Vielha.

Tráfico ha impulsado esta campaña para controlar y multar a los vehículos que no tienen la ITV al día al comprobar que el 18% de los vehículos citados para pasar este trámite en Cataluña se lo saltaron el pasado año.

Además, según datos del SCT, cerca de 484.000 vehículos de los 2,4 millones que hicieron las pruebas de ITV el pasado año no superaron la inspección a la primera -cerca del 20%-, por lo que tuvieron que acudir al mecánico a efectuar las reparaciones necesarias.

Sin embargo, unos 400 vehículos -el 0,75 %-, no regresaron a pasar la preceptiva segunda prueba y, por lo tanto, circulan habiendo suspendido el examen sobre el estado del vehículo -frente al 0,3 % que no volvieron a la segunda inspección en 2011.

Además, la antigüedad media de los vehículos del parque móvil catalán es de casi 11 años, por lo que una de las prioridades que se ha fijado Tráfico para este año es que los Mossos d'Esquadra lleven a cabo campañas de control tanto del cumplimiento de la ITV como del mantenimiento de los vehículos, para luchar contra la siniestralidad.