Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid gusta en el extranjero pero...

Tiene buena reputación en el G-8, sobre todo Rusia y UE. En EE UU y Japón flaquea. Y es peor que París, Londres y Barcelona

Madrid tiene buena reputación entre los ciudadanos de los ocho países más poderosos del mundo, que son también su fuente fundamental de turistas. Sin embargo, su crédito se basa sobre todo en la calidad de vida por encima de factores económicos, políticos o sociales. Y es peor valorada que capitales europeas como Roma, Londres o París, y que Barcelona, que la supera en todas las áreas.

Así se desprende del estudio City RepTrak de Reputation Institute, la principal institución en este campo, a partir de 22.000 encuestas realizadas sobre 100 urbes en enero y febrero en los países del G-8.

Cómo ven a Madrid en los países del G-8 ampliar foto
Cómo ven a Madrid en los países del G-8

Entre otras conclusiones, se advierte de que la reputación de Madrid es muy alta en Rusia; buena en Alemania, Reino Unido, Francia e Italia; bastante mejorable en EE UU y Canadá, y mediocre en Japón. El halo positivo que rodea la ciudad se resquebraja además cuando se pide la valoración de aspectos concretos (cultura, política, empresarios, etcétera).

Reputación y turismo. España recibió el año pasado 57,7 millones de turistas, y dos de cada tres provenían de esos ochos países: Reino Unido (23,7%), Alemania (16,2%), Francia (15,5%), Italia (6,2%), EE UU (2,2%), Rusia (2,1%), Japón (0,6%) y Canadá (0,5%).

Rusia fue, de hecho, el país de origen que mayor crecimiento registró (un 40%). Según el estudio de Reputation Institute, los rusos son los que mejor concepción tienen de Madrid, con una nota de 8,2 sobre 10. Les siguen italianos (7,9) y franceses (7,7), que este año sin embargo están viajando menos a la región, lo que explica una caída del 22,2% en la llegada de turistas extranjeros en los nueve primeros meses, según el Ministerio de Industria.

Ha aumentado, sin embargo, la cifra de británicos, que, junto a los alemanes, asignan a la capital una nota de 7,3. Muy por detrás están estadounidenses (6,6), canadienses (6,4) y japoneses (5,3).

Sobre todo, calidad de vida. La nota media de Madrid es 7,1, una décima superior a la de 2011. Sin embargo, su reputación “está excesivamente polarizada” en torno a la calidad de vida (una ciudad bella, un estilo de vida agradable y un entorno seguro) frente a valores económicos (productos y servicios de calidad, estabilidad financiera, avances tecnológicos, actividad cultural y artística) o políticos (líderes respetables, políticas progresistas, instituciones estables, infraestructuras de transporte adecuadas).

En el primer aspecto obtiene un 7,5; en los otros dos, un 6,2 y un 6, respectivamente.

En todos ellos registra caídas de hasta un 7% respecto a 2011, especialmente agudas (10%) en el prestigio de los políticos y la estabilidad económica y financiera.

Peor que París o Londres. Siendo buena, la reputación de Madrid en el extranjero (7,1) es algo peor que la de Londres (7,4), París (7,3) y Roma (7,2), aunque superior a la de Berlín (6,8).

Eso en cuanto al buen (o mal) nombre en general de la ciudad; pero, al descender a aspectos concretos, la valoración es inferior a la media del resto de urbes. Lo es tanto en calidad de vida (un 3%) como en calidad institucional (10%) y nivel de desarrollo (11%).

El lastre de la crisis. Su principal lastre es, una vez más, la percepción de la economía y la política desde el extranjero. Pero también registra peor valoración en la calidad de productos y servicios (1,1 puntos menos), bienestar social (1 punto menos), infraestructuras y cultura (0,7).

La seguridad empeora. Por su belleza, Madrid obtiene una nota de 7,9 que ha permanecido invariable. Sin embargo, la valoración de su oferta cultural y de ocio se ha resentido ligeramente desde 2011, cayendo de 8 a 7,8.

Y, sobre todo, ha empeorado la percepción de Madrid como una ciudad segura, pasando del 6,9 al 6,4. En ese periodo, la media del resto de capitales europeas ha mejorado en esos tres aspectos.

Barcelona gana a la capital.  El barómetro del Reputation Institute también compara Madrid con Barcelona, que aparece reflejada como una ciudad con mejor reputación (7,2 frente a 7,1), pero, sobre todo, fundada de una manera más equilibrada.

Así, en calidad de vida la ventaja de la capital catalana respecto a Madrid es relativamente menor (7,8 frente a 7,5), pero aumenta notablemente en calidad institucional (6,9 frente a 6,2) y en nivel de desarrollo (6,8 frente a 6,1).

Más bella y atractiva. En cuanto a fortalezas y debilidades, Barcelona se ha visto menos erosionada en su imagen en el extranjero por una crisis económica que ha afectado a todo el país.

Supera a Madrid en valoración del entorno económico y de los líderes políticos (0,5 puntos más), pero también en infraestructuras (0,5), bienestar social (0,4) y calidad de productos y servicios (0,4). En seguridad, estilo de vida y cultura la diferencia es mínima (inferior a dos décimas).

Mejor para vivir e invertir. En una cosa no hay duda: los extranjeros consideran Barcelona una ciudad más bella (0,5). Pero también mejor lugar que Madrid para trabajar (0,6), vivir (0,5), visitar (0,4) e incluso invertir (0,3).

Lo único en lo que prácticamente empata la capital, aunque esté ligeramente por debajo también, es como destino para hacer compras.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información