Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo que vota Betanzos va a misa

Un estudio demuestra que los votos en la ciudad son extrapolables a Galicia

Lo que vota Betanzos va a misa

Manuel Fraga siempre pedía los resultados electorales en tres sitios: Vilalba, Betanzos y Miño. Vilalba era su lugar de nacimiento, y Miño el de su residencia veraniega, pero ¿Betanzos? “Desde los años 80 hasta ahora, los resultados electorales en Betanzos han calcado los resultados en Galicia, al menos en las elecciones autonómicas, y en las generales de 2011 y en las últimas locales la relación entre ambas variables ha sido muy fuerte”, asegura Carmen Cotelo. Cotelo, periodista de profesión y funcionaria de carrera de ocupación es autora, junto con Salvador Naya, profesor de Estadística de la Universidad de A Coruña de Betanzos, magic town (Biblos), un libro que se presenta hoy y que se demuestra es una de esas poblaciones síntesis sociológica y electoral de un país.

Muncie, Indiana (Middletown en la literatura sociológica) fue la primera estudiada, en el primer tercio del siglo XX, y descubierta como lo que se llamó magic town (por una película sobre el fenómeno dirigida en 1947 por William Wellman, con James Steward, que se reparte con el libro). Una ciudad de 30.000 habitantes que entonces, y desde entonces, ha clavado las elecciones presidenciales en un país de más de 200 millones. “Lo de Betanzos no es un descubrimiento del otro mundo”, señala Cotelo, que sacó por primera vez el tema a relucir en un máster que dirigía Salvador Naya, y de ahí salió la idea del libro.

“A mí lo del ‘test de Betanzos’ que decía Fraga me sonaba de un artículo que escribió Javier González Méndez en 1986, aunque para hablar del fracaso de José Manuel Romay en su propia ciudad, pero nadie se acordaba de eso”, comenta. Hasta tal punto nadie que incluso José María Veloso, que fue asistente de Fraga desde 1989 a 2005, y es difícil encontrar alguna foto de actos en los que non aparezca detrás de él, no recuerda haberle oído hablar del ‘test’, se dice en el libro. “Lo cierto es Betanzos era para Fraga la cápsula que le daba la medida de lo que pensaba toda Galicia. Y estadísticamente, es verdad”, dice Carmen Cotelo.

De hecho, la pirámide de población de Galicia calca a la de la que fue una de sus siete capitales de provincia históricas, comenta la autora. Betanzos tiene una parte rural y otra urbana, tiene industrias fuertes, pero sobre todo mucho pequeño comercio. Y como Galicia en su conjunto, en las dos o tres últimas décadas no ha registrado ninguna alteración sociológica o demoscópica importante. Lo que sí ha cambiado es que la mesa electoral más representativa en años 80, la que se instalaba en los calabozos de la policía local, ya no lo es ahora, porque el casco viejo se ha ido despoblando. Betanzos es la primera magic town que se presenta como tal en sociedad en Galicia, “aunque posiblemente haya otras”, asegura Carmen Cotelo. “También es la primera en España, al menos en el entorno digital no he encontrado nada sobre ello”.