conmemoración del estatuto

Solo la Diputación de Álava celebrará este viernes el Día de Euskadi

Erkoreka defiende que el Gobierno no realice actos festivos en la jornada por falta de consenso pese a que está obligado por ley

El que probablemente será el último Día de Euskadi en un 25 de octubre en conmemoración de la fecha en la que se aprobó el Estatuto se celebrará este viernes con el silencio del Gobierno vasco, que rechaza una fiesta que siente carente de "consenso" y el respaldo de PSE, que no encabeza ninguna institución importante, y PP. Si el equipo de Iñigo Urkullu guardará silencio y no organizará ningún acto, sí lo hará el PP. Los populares vascos celebrarán el Día de Euskadi por partida doble, ya que colgarán una pancarta en la fachada principal de la Diputación foral de Álava, la máxima institución que encabezan en Euskadi, y celebrarán en frente a la Casa de Juntas de Gernika la aprobación del Estatuto en un acto al que acudirán varias decenas de cargos públicos del PP.

El portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, explicó este martes que la razón por la que el Ejecutivo no ha organizado ningún acto, pese a que la ley en vigor obliga a adoptar los “acuerdos necesarios” para la celebración anual y sus correspondientes actos institucionales, es porque "en este momento no hay razones objetivas suficientemente consensuadas que hagan que esa celebración pueda llevarse a cabo en términos de sumar y no de restar". El Gobierno "valora su institucionalización y el marco jurídico", matizó, pero aseguró que "puede conmemorarse con fiesta o sin ella". Asimismo, defendió que existe un “mandato parlamentario” para derogar la ley del Día de Euskadi apoyado por PNV y EH Bildu.

El PSE pide a Urkullu que celebre el Día de Euskadi “oficialmente en nombre de todos los vascos”

Fuentes socialistas declararon a Europa Press que el Ejecutivo tiene un “mandato claro” a través de la ley, que establece que “debería conmemorarlo [el Día de Euskadi], no se sabe con qué intensidad y con qué entusiasmo”. El PSE, que estaba en el Gobierno cuando se instauró la fiesta, defendió que se trata de una “fiesta cívica y oficial, que no va contra nadie" y que el Ejecutivo debe celebrar “oficialmente en nombre de todos los vascos”.

La diferencia entre las instituciones a la hora de celebrar la jornada no es sino la plasmación práctica de la distancia que existe entre los partidos en el Parlamento en torno a esta cuestión. Si la ley que blinda el 25 de octubre como Día de Euskadi fue aprobada con los apoyos de PSE, PP y UPyD hace tres años, esta vez el PNV ha tomado la iniciativa para derogar la normativa, con el apoyo de EH Bildu. La proposición de ley, la única del grupo peneuvista en lo que va de año, está aún en tramitación por parte de la Cámara y recoge la derogación del día 25 de octubre como Día de Euskadi, sin sustituir la fecha por otra. EH Bildu plantea en sus enmiendas que sea el 3 de diciembre por ser el día del euskera, pero el PNV no ve esta opción con buenos ojos porque ese día es festivo también en Navarra. La derogación se dilucidará posiblemente de aquí a final de año, pero, a día de hoy, el decreto de festivos del Gobierno recoge que en 2014 el día 25 de octubre será festivo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50