_
_
_
_

El PSC pedirá al menos mil avales en las primarias de Barcelona

Los ajenos al partido solo podrán apoyar a un candidato

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Jordi Martí, edil del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona.
Jordi Martí, edil del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona.Massimiliano Minocri

Los candidatos del PSC que opten a las elecciones primarias para escoger al alcaldable por Barcelona deberán reunir un mínimo de mil avales externos. Es decir, de personas que no sean militantes socialistas, en lo que se pretende que sea un gesto que demuestre que cuentan con un cierto apoyo ciudadano.

Este es uno de los aspectos más destacados que incluirá el reglamento que regulará las primarias socialistas en Barcelona, distinto del que regirá para elegir al candidato a la presidencia de la Generalitat y del reglamento general que se aplicará en el resto de ciudades y que este sábado aprobará el consejo nacional del PSC. En el caso de la capital catalana, el reglamento se aprobará en un consejo de federación del partido que se celebrará el 19 de diciembre.

El PSC tiene en Barcelona unos tres mil militantes y cerca de siete mil simpatizantes

Hasta entonces, los candidatos no conocerán la cifra exacta de avales externos que necesitarán, pero que en ningún caso será inferior a un millar, según fuentes socialistas. Del mismo modo, se reclamará otro mínimo de 200 avales de militantes y la exigencia de que sean de distintas agrupaciones del partido de la ciudad de Barcelona. Solo se podrá firmar a favor de un candidato, tanto si se trata de avales externos al partido como de militantes.

El PSC tiene en Barcelona unos tres mil militantes y cerca de siete mil simpatizantes, según fuentes del partido. A esta cifra se sumarán los avales que presente cada uno de los seis candidatos que se barajan que podrían concurrir a las primarias. Hasta ahora ya han anunciado que optarán a esas elecciones el jefe de la oposición municipal, Jordi Martí, y la concejal Carmen de Andrés. También se da por hecho que se presentarán los diputados en el Parlament Rocío Martínez-Sampere y Jaume Collboni; la exdiputada Laia Bonet y el diputado en el Congreso Albert Soler.

A ese censo de 10.000 personas entre militantes y simpatizantes habrá que sumar los avales que presente cada candidato, de manera que se superarían los 16.000 electores, al margen de los ciudadanos que se inscriban para participar en esas elecciones y que firmen un compromiso con los valores progresistas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Lo que también recogerá el reglamento es que las primarias de Barcelona se celebren a doble vuelta y que en cada una de ellas se haya de abonar un euro para contribuir a su financiación. La fecha de celebración se decidirá en enero y es muy probable que hasta entonces no se conozcan más candidatos. Se da por seguro que tendrán lugar a finales de abril, antes la campaña de las europeas, que empieza la medianoche del 9 de mayo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_