Duran y Homs airean en público las tensiones en CiU

El consejero siembra dudas sobre la lealtad del democristiano a CDC El líder de Unió le responde que tendría que haber sido informado del documento de deslealtades

Josep Antoni Duran Lleida y Francesc Homs en el Parlament.
Josep Antoni Duran Lleida y Francesc Homs en el Parlament.EFE / ARCHIVO

La tensión entre Unió y Convergència está en uno de los puntos más altos de la historia de relaciones entre los dos partidos de la federación. Sus dirigentes, acostumbrados a lavar los trapos sucios en las reuniones de coordinación, no tienen ningún problema en cargar los unos contra los otros en público. La última disputa la han tenido el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, y Francesc Homs, consejero de la Presidencia. El portavoz del Gobierno catalán ha sembrado dudas sobre la lealtad del democristiano, y éste no ha tardado en responder vía Twitter.

Duran lamentó ayer, en una entrevista en los Desayunos de TVE, que el Ejecutivo de Artur Mas no le hubiera consultado para redactar el informe de deslealtades que preparó la Generalitat para denunciar supuestos agravios del Gobierno central con Cataluña. Duran no solo mostró su enfado, sino que desacreditó el documento al entender que, en infraestructuras -la deuda más importante según la Generalitat-, solo se podían reclamar 759 millones, frente a los 3.529 millones de euros que reclama el Gobierno catalán.

La puntualización de Duran enervó a Convergència, que desde que empezó el proceso soberanista tolera menos las habituales discrepancias del democristiano. Homs dudó de la lealtad de Duran a CDC. Preguntado sobre ello en RAC1, ha dicho que "quiere pensar que sí" es leal. "Él debe pensar que sí", ha añadido. El consejero ha rechazado el matiz de Duran sobre las inversiones pendientes en infraestructuras: "Lo que no entiendo es que el mismo señor Duran i Lleida había defendido lo contrario hasta ahora, él debe saber por qué lo dice. Si mira el programa electoral de 2011 [elecciones en las que Duran fue el candidato de CiU], había el propósito de defender y exigir el pago de todas las anualidades de la disposición adicional tercera". 

La respuesta de Duran no se ha hecho esperar. Tras aclarar que no quería polemizar con Homs, se ha dedicado esta mañana a contraatacar las afirmaciones del consejero de Presidencia. El democristiano insiste en que, legalmente, a la Generalitat solo le corresponden 759 millones, porque son los que acepta el Gobierno central. Y añade que le "hubiera parecido lógico" ser consultado antes de redactar el informe de deslealtades porque es el presidente de la comisión bilateral Estado-Generalitat. Tras las quejas, ha vuelto a alertar del riesgo de ruptura en la federación: "CiU es un gran invento y no sería bueno que se rompiera. Defiendo su vigencia, pero no la eternidad. Nada humano es eterno", escribió en Twitter.

Desplante a Santamaría

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, ha justificado hoy la ausencia del presidente catalán, Artur Mas, en un acto de Fomento al que asistió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por "autoestima" a las instituciones y al entender que la representación de Cataluña no puede estar "a disposición de nadie". Mas excusó su presencia anoche en un acto de la patronal catalana Fomento debido a una cuestión protocolaria relacionada con el orden de intervenciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según fuentes del gobierno catalán, al conocerse que Sáenz de Santamaría asistía al acto en calidad de presidenta del Gobierno en funciones, Mas declinó su presencia porque, en tanto que presidente de la Generalitat, sólo participa en actos oficiales que presida o cierre él, salvo en el caso de presencia del Rey, del Príncipe o del presidente del Gobierno.

"La representación del país, de Cataluña, es aquello que no puede estar a disposición de nadie. Se ha de cumplir con lo que representa en cualquiera de los casos", ha argumentado Homs en declaraciones a Catalunya Ràdio. El también consejero de la presidencia ha defendido así la ausencia de Mas al acto de ayer por "autoestima" a las instituciones: "No se puede aceptar, es una cuestión de tener autoestima por las propias instituciones, por lo que representan, no por las personas. No son codazos de unos políticos, sino simplemente de lo que representa. representa un país", ha agregado. Homs ha asegurado que esto no había pasado "nunca" en 36 años, desde el presidente (Josep) Tarradellas".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS