Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra vende optimismo y la oposición ataca su debilidad

El presidente anuncia como “esperanzador” un gasto social en 2014 similar al de este año

El portavoz socialista en funciones, Rafael Rubio, se dirige al presidente Fabra durante la sesión de control de las Cortes.
El portavoz socialista en funciones, Rafael Rubio, se dirige al presidente Fabra durante la sesión de control de las Cortes.

“2013 ha sido un año de inflexión”, aseguró este jueves el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en una sesión de control en las Cortes Valencianas en la que insistió en generar un clima de “esperanza e ilusión” y anunció que los Presupuestos de 2014 destinarán “más de 10.200 millones a políticas sociales”. El portavoz socialista en funciones, Rafael Rubio, que sustituye a Antonio Torres, convaleciente de una operación, le reprochó que en noviembre de 2012 anunció que dedicaría 13.943 millones a gasto social. “¿Va a dedicar el año que viene menos dinero?”.

En efecto, el 15 de noviembre del año pasado en las Cortes Valencianas Fabra anunció: “Nueve de cada diez euros de estos presupuestos van destinados bien a la sanidad, a la educación o a políticas sociales”. Rubio hizo el cálculo: 13.943 millones. Sin embargo, el gasto social real en los Presupuestos de 2013, es de poco más de 10.200 millones, exactamente la cantidad que Fabra anuncia ahora para 2014.

Otro tema que marcó el debate fue la corrupción. Compromís dedicó su pregunta a los informes de la Agencia Tributaria sobre la supuesta financiación ilegal del PP valenciano en las campañas de 2007 y 2008. “No voy a hablar de causas sub iudice”, se defendió Fabra, que afirmó: “El PP no tiene contabilidad B”.

Está todo infectado de corrupción”, replicó Enric Morera. El portavoz de Compromís recogió el anuncio de Fabra de que no llevará imputados a las elecciones para preguntar: “¿Por qué lo que no es bueno para las listas del PP es bueno para las Cortes Valencianas?”. Mònica Oltra acusó al Consell de “miseria intelectual y falta de cultura democrática” e insistió: “¿Qué piensa hacer para que el PP devuelva a los valencianos lo que nos ha robado?”.

Marga Sanz, de Esquerra Unida, centró su pregunta en la escasa confianza que revelan los datos de opinión de la encuesta de Metroscopia para EL PAÍS con motivo del 9 d’Octubre. “Los últimos años no han sido nada fáciles”, indicó Fabra, que añadió que “algunos no quieren ver que la situación puede cambiar”. Sanz le reprochó: “Es usted un presidente débil, sin liderazgo, que no nos está defendiendo, eso es lo que piensan los valencianos”. Y añadió: “Están gobernando bajo sospecha de fraude electoral. Hoy se sienta ahí la corrupción”. Aunque la encuesta indica que perderá el poder, Fabra se consoló: “El PP va a ser el más votado”.