Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pacto social cogido con alfileres

El Consell presiona para sumar agentes sociales al acuerdo por la Comunidad Valenciana

El Gobierno valenciano se ha movilizado esta semana para lograr adhesiones relevantes al Acuerdo de la Sociedad Civil por la Comunidad Valenciana que propuso el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en su discurso de Año Nuevo.

Han sido más de nueve meses de gestación cuyo resultado se desvelará mañana jueves en un acto que presidirá el propio Fabra en Valencia. A partir de ahí será el momento de comprobar si el resultado va más allá de una foto y sirve para impulsar las reivindicaciones valencianas ante el Gobierno de Mariano Rajoy. El texto es un documento que está tan plagado de buenas intenciones como de declaraciones genéricas. En el mismo se pide que la imagen de la Comunidad Valenciana no sea puesta en entredicho, una financiación acorde a las necesidades, que se respalde el corredor mediterráneo, apoyo para los sectores productivos y que se apueste por las políticas solidarias.

La declaración se ha enfrentado todo este tiempo a las reticencias de los principales sindicatos, las universidades e, incluso, las organizaciones empresariales, que observan con recelo el alto grado de indefinición del acuerdo impulsado por el Gobierno valenciano.

El presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, no confirmó este martes su presencia en el acto, a pesar de que la entidad que representa sí se ha adherido al acuerdo. Es probable que esta y otras asociaciones empresariales opten por enviar representantes de segundo nivel.

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT del País Valenciano serán los grandes ausentes. Los rectores de las universidades públicas, que se negaron a sumarse al documento, han buscado en los últimos días una fórmula para no desairar al Consell, que ha seguido insistiendo en la adhesión, pero mostrar al mismo tiempo su desacuerdo.

Así, al acto del jueves está previsto que acudan los rectores de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, y de Valencia, Esteban Morcillo, para demostrar que apoyan “el fondo” de la cuestión, aunque harán llegar al presidente de la Generalitat un texto alternativo con sus propuestas sobre universidad, sociedad del conocimiento y financiación.

El acuerdo impulsado por el Consell no cuenta con el respaldo de ningún partido de la oposición parlamentaria, que considera que el presidente solo busca arreglarse la figura ante los valencianos sin reivindicar en Madrid públicamente una mejora de la financiación y de las inversiones del Gobierno.

Previamente, esta mañana el Grupo Popular en las Cortes volverá a escenificar que tiene voluntad de alcanzar un acuerdo con la izquierda. En el orden del día está previsto que se debata una iniciativa parlamentaria del PP idéntica a la que aprobó en solitario durante el debate de política general, que respalda el informe de la comisión de expertos sobre financiación autonómica.