Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Permach asume que el Estado “no tiene voluntad de solucionar el conflicto”

Movilización en Lekeitio a favor de los imputados de organizaciones 'abertzales'

Joseba Permach junto a otros procesados en los sumarios de las "herriko tabernas".
Joseba Permach junto a otros procesados en los sumarios de las "herriko tabernas". EFE

Mientras el PNV celebraba en Foronda (Álava) su Alderdi Eguna (Día del Partido), la izquierda abertzale organizó en Lekeitio (Bizkaia) el Libre Eguna (Día Libre), en solidaridad con los 80 imputados en los macrojuicios previstos en octubre contra la ya desaparecida organización juvenil Segi y en relación a la supuesta financiación de ETA a través de las herriko tabernas.

Esta movilización continúa las sucesivas ruedas de prensa promovidas hasta ahora en Euskadi para crear un clima de denuncia hacia este proceso. En Lekeitio, municipio gobernado por Bildu, se formó, como ya se había anunciado, una amplia cadena humana, en la que participaron varios imputados y cientos de vecinos, que rodearon el puerto, junto a otros dirigentes de Sortu como Rufi Etxebarria y Joseba Álvarez. Los asistentes, con gritos en euskera en contra del juicio que se celebrará dentro de dos semanas, se fueron pasando una piedra, como símbolo del muro que pretenden construir en favor de los encausados.

Previamente, el dirigente abertzale Joseba Permach, imputado también en el sumario de las herriko tabernas, ha sostuvo que con este proceso judiciales el Estado desea transmitir la idea de que “no tiene ningún tipo de voluntad para solucionar el conflicto abierto en Euskal Herria”, precisamente cuando se van a cumplir dos años desde que ETA “diera fin a la lucha armada”, recordó.

Como respuesta, Permach reclamó a la sociedad vasca que “diga al Gobierno español que sus posiciones son insostenibles” y que la “mayoría social y política” de Euskadi exige respeto a sus “derechos civiles y políticos, así como una “solución democrática" para que el "país decida libremente su futuro” y aspiró, finalmente, a la consecución de “compromisos individuales y colectivos”.