Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
parlamento

Stop Desahucios pide que la vivienda habitual no pueda ser embargada

El representante de Kaleratzeak ha pedido que la futura ley vasca apueste por el alquiler social

Comparecencia de representantes de Stop Desahucios en el Parlamento.
Comparecencia de representantes de Stop Desahucios en el Parlamento.

El representante de Kaleratzeak Stop Desahucios, Mikel Gómez, ha pedido una ley vasca de vivienda que impida el embargo de la residencia habitual y que despenalice la ocupación de los inmuebles vacíos.

Gómez ha comparecido este viernes en la Comisión de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda a petición de EH Bildu para expresar su opinión sobre la proposición de ley de vivienda que tramita en estos momentos en Parlamento vasco, impulsada por el PSE-EE.

La iniciativa socialista sigue los pasos de comunidades como Andalucía y propone que se pueda expropiar de forma temporal el uso de la vivienda a los bancos para evitar que la persona afectada por un proceso de desahucio y que esté en riesgo de exclusión social se vea en la calle.

El representante de Kaleratzeak Stop Desahucios ha pedido que la futura ley vasca apueste por el alquiler social y ha propuesto que para las personas con dificultades económicas para pagar su hipoteca se les aplique un alquiler que no supere el 20 % de los ingresos de la unidad convivencial, como alternativa a la expulsión de sus casas.

También ha solicitado una tasación real de las viviendas vacías en manos de los bancos y que se les obligue a pagar el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) y los gastos de la comunidad de los pisos embargados.

Ha recordado que las entidades bancarias acumulan importantes deudas por el impago de este impuesto y de los gastos de comunidad y ha considerado que la Administración pública debería intentar poner fin a esta situación.

En su intervención, Gómez ha reclamado que la futura ley garantice el derecho a una vivienda y no a la propiedad, y ha solicitado que se despenalice la ocupación de las viviendas vacías siempre que se ocupen para vivir habitualmente en ellas.

En cuanto a la vivienda pública, ha pedido que sea exclusivamente de alquiler social, sin opción a compra, y que los criterios de acceso se revisen de manera anual.

El representante del PSE-EE Bixen Itsaso ha emplazado al portavoz de Kaleratzeak Stop Desahucios a hacer aportaciones más técnicas a la iniciativa y ha adelantado que la propuesta del registro de las viviendas vacías de los bancos, que no está contemplada en el texto inicial, podría incluirse.

Durante su intervención, Gómez ha expuesto algunos datos que reflejan la realidad del problema de los desahucios y ha recordado que en el conjunto de España se producen 500 desahucios al día, y en el caso de Alava, 3 ó 4.

Ha denunciado que algunas de las personas que se ven expulsadas de su vivienda se ven abocadas a esta situación pese a ser beneficiarias de un alquiler social con un organismo público como Alokabide.