UGT Madrid presenta un ERE para despedir al 60% de la plantilla

El sindicato no ha concretado la indemnización y asegura que no aplicará la reforma laboral

Trabajadores de UGT-Madrid protestan contra el primer ERE.
Trabajadores de UGT-Madrid protestan contra el primer ERE.Emilio Naranjo (EFE)

UGT Madrid presentó el viernes pasado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría a 44 de las 72 personas que componen la plantilla, el 61%. Se trata del segundo que acomete el sindicato después del de mayo de 2012, que afectó a 30 trabajadores. En la primera reunión del viernes pasado, la dirección del sindicato presentó la documentación a los representantes de los trabajadores, en la que no se concreta ninguna posible indemnización, según explica el secretario de Administración, Carmelo Ruiz de la Hermosa.

"Hemos estado y seguimos estando en contra de la reforma laboral, y no la vamos a aplicar", señala en referencia al mínimo que fijó dicha reforma, de 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades. Ruiz de la Hermosa recuerda que en el primer ERE se pagaron entre 35 y 40 días por año con topes de 15 y 18 mensualidades y que la "buena voluntad" de la dirección del sindicato para llegar a un acuerdo se plasma en su opinión en el hecho de que no se haya incluido en la documentación entregada una propuesta de indemnización concreta.

Según fuentes de la plantilla citadas por Efe, la dirección ha achacado la necesidad de plantear este ERE a la "menor afiliación" y la consiguiente bajada en los ingresos por cuotas, así como a la "falta de ayudas públicas" por parte de la Administración.

Más información
UGT-Madrid prepara un ERE para 36 de sus trabajadores (11/05/2012)
Huelga y ERE en el seno sindical (24/05/2012)

Al respecto, en un comunicado emitido esta mañana UGT culpa del ERE a la "drástica reducción" o incluso el fin de muchos "programas de empleo, igualdad, a favor de la juventud, y otros" en los últimos años, programas que habían contribuido a lograr "un importante avance social". Según el comunicado, "se han realizado programas cuyo coste ha anticipado" la central sindical y que están pendientes de pago por parte de la Administración, lo que "imposibilita su viabilidad y mantenimiento de cara al futuro".

Ruiz de la Hermosa ha reiterado que el problema es "absolutamente económico", que es la falta de programas, y ha asegurado que el sindicato ha "aguantado" los puestos de los trabajadores "hasta que ha podido". "Se es consciente del perjuicio que esta decisión va a suponer para los trabajadores y trabajadoras que puedan resultar finalmente afectados y, también, para la propia organización", añade la nota.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS