Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSC e ICV alaban a Wagensberg pero critican el proyecto del Hermitage

Jordi Martí considera que se trata de "especulación cultural"

La designación del científico Jorge Wagensberg como director del proyecto museográfico de la franquicia barcelonesa del museo Hermitage cogió por sorpresa ayer al mundo de la cultura barcelonesa. El Ayuntamiento de Barcelona no estuvo ajeno a las reacciones. Desde el PSC e Iniciativa alabaron las virtudes del también escritor y actual director científico de la Fundación Social La Caixa, pero arremetieron una vez más contra el proyecto, por opaco.

“Espero que nadie tenga tentaciones de utilizar su buen nombre \[el de Wagensberg\] y su prestigio como contrapeso del sospechoso secretismo que rodea el proyecto”, pidió el líder de las filas socialistas, Jordi Martí. “Las franquicias culturales no tienen sentido en Barcelona. Este museo es una burda operación de especulación cultural”, añadió Martí.

Desde Iniciativa, Ricard Gomà expresó su máximo respeto a la trayectoria profesional de Wagensberg. “Pero eso no le resta opacidad a un proyecto de mercantilización de la cultura que rechazamos, desvinculando el proyecto cultural de la ciudad y que se inscribe en la lógica privatizadora y especulativa del Port Vell”, explicó el líder ecosocialista.

Ambos grupos también criticaron la pasividad del Gobierno municipal liderado por Xavier Trias (CiU). Si bien el Ayuntamiento no dará ni un euro para el proyecto, sí tendrá que decidir a nivel urbanístico sobre la construcción del museo, en tres naves catalogadas cerca del hotel W, en la Barceloneta.

Wagensberg aseguró el martes que su proyecto para el Hermitage barcelonés busca “ponernos en la piel de quienes hacían y usaban los objetos u obras que serán expuestas y ver el mundo a través de sus ojos”.

La sede del centro cultural sería una franquicia del que se encuentra en Sant Petersburgo (Rusia). El promotor privado Cultural Development BCN tendía derecho a usar el nombre y una parte, aún por definir, de los 2,9 millones de piezas de la colección de los zares. Aún no es clara la fecha de apertura.