Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El proyecto Barcelona World se retirará si Cataluña sale de la UE

Los inversores del macrocomplejo imponen esta “línea roja” para seguir

El complejo turístico, juegos y negocios creará 17.000 empleos, directos e indirectos

El presidente del proyecto, Xavier Adserà, asegura que la competencia con Eurovegas "ayuda"

Presentación en Tarragona de BCN World. Ampliar foto
Presentación en Tarragona de BCN World.

La segunda comparecencia pública de los promotores del macrocomplejo turístico, de juego y ocio BCN World, que lidera Enrique Bañuelos, suscitaba expectación. Había pasado un año desde que el empresario anunció el proyecto como réplica al no de Eurovegas a Barcelona. Pero los detalles que dio este miércoles en su charla en Esade el presidente de BCN World y consejero delegado de Veremonte, Xavier Adserà, sobre calendarios e inversión quedaron en un segundo plano cuando fue preguntado por el debate soberanista. Entonces, el catalán Adserà advirtió: a los inversores asiáticos les da igual si Cataluña y España están juntas o separadas. Lo importante, subrayó, es la pertenencia a la Unión Europea.

La permanencia en Europa sería crucial por la “moneda y la seguridad jurídica”

El hombre que pilota el proyecto señaló la pertenencia de Cataluña a la Unión Europea como la “línea roja” de los inversores del macrocomplejo que se ubicará en la costa de Tarragona, que será el mayor “resort integrado” de Europa. Adserà destacó que “la incertidumbre añade dificultad al cualquier proyecto” y resaltó que la pertenencia a la Unión Europea es crucial por cuestiones de “moneda y seguridad jurídica”. El vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, advirtió el lunes en Barcelona de que la independencia significaría la expulsión de Cataluña de la UE. “La parte segregada no es miembro”, afirmó.

El macrocomplejo BCN World, de 900 hectáreas y seis resorts, está proyectado en unos terrenos cercanos a Port Aventura que La Caixa vendió a Bañuelos. Según los promotores, la inversión ascenderá a 900 millones y crearán 17.000 empleos directos e indirectos. Para su construcción, dijo Adserà, no hay problemas de financiación. Al contrario, dijo que existe “capital caliente que espera para invertir en proyectos de juego y destinos turísticos”. Un dinero que es, aclaró, básicamente asiático.

Xavier Adserà.
Xavier Adserà.

El presidente del proyecto que impulsa Bañuelos admitió que Eurovegas es “competencia”, pero consideró que “mientras en algunos aspectos habrá que competir, en otros ayuda”.

En cuanto a los plazos, que BCN World comience a cerrar inversiones depende de la ley que la Generalitat debe llevar al parlamento catalán, que entre otras cuestiones prevé mejorar la fiscalidad para los casinos. Adserà se mostró convencido de que la ley se aprobará en octubre y de que las licencias estarán listas para comenzar a construir “durante el primer semestre de 2014”, por lo que el complejo puede abrir en 2016.

El ejecutivo no eludió el problema que la prohibición de fumar puede suponer para el proyecto de Tarragona, pero aseguró que los inversores asiáticos “saben desde el minuto uno que en Europa no se fuma en los casinos y lo aceptan”. El ejecutivo del macroproyecto defendió BCN World como un negocio llamado a agrupar turismo de ocio, compras, juego y negocios. “No existen grandes casinos ni centros donde se puedan organizar convenciones con camas para miles de personas, BCN World es crear un destino que no existe en Europa”, subrayó Adserà, quien no descartó que la empresa salga a Bolsa tres su puesta en marcha.

En el punto de mira de Veremonte están los “100 millones de chinos ricos” que se estima que en 2020 saldrán a viajar. “No quieren playa ni golf. Para ellos el ocio se concentra en juego, cultura y compras”, aseguró. BCN World tiene preacuerdos con Melià para gestionar los hoteles del complejo; con Value para las tiendas (de lujo) y con Melco, el operador del casino de Macao, para el juego.

Más información